El Ministerio de Seguridad de la provincia entregó armas para su destrucción al ANMAC


En la mañana de este viernes la cartera provincial hizo el traspaso de 2950 armas en desuso de la policía provincial. Las mismas fueron trasladas por parte del organismo nacional para ser destruidas. El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, recibió este viernes a la titular de Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), ex RENAR (Registro Nacional de Armas), Natalia Gambaro, para formalizar la entrega de armas de fuego para ser destruidas.

Por disposición de la Ley Nacional Nº 27.192, que crea la ANMAC, corresponde a este organismo el desarrollo de políticas tendientes a que, con la mayor celeridad, se proceda a la destrucción de los materiales controlados que sean entregados, secuestrados, incautados o decomisados. Las 2950 armas entregadas se encontraban en el Departamento de Logística (D4), de la Jefatura de Policía.

En el protocolo de rotulación, etiquetación y carga de datos intervinieron la Secretaría de Control de Fuerzas de Seguridad y la Dirección provincial de Control de Armas, conjuntamente con la Dirección provincial de Asuntos Internos, como así también, personal técnico de la ANMAC.

La agencia nacional, tiene entre sus funciones y atribuciones, efectuar la destrucción, con carácter exclusivo y excluyente en todo el territorio nacional, de todo material controlado, como así también participar del registro, autorización, y fiscalización de los procedimientos.

Sobre el trabajo en conjunto con el gobierno nacional, Pullaro dijo: “Quiero agradecerle a la Nación el esfuerzo y el compromiso que pone en lo que es la destrucción de armas que tienen que salir de circulación. Nos acompaña aquí, en este caso representando al ministerio de Justicia, la Dra. Natalia Gambaro, Directora Ejecutiva de la ANMAC, que colaboró sacando armas que estaban en desuso de la Policía de la provincia de Santa Fe y agradecerle el compromiso que tiene el gobierno nacional en esto que plantea claramente que es la lucha contra la violencia”.

Asimismo, el ministro explicó: “Esta entrega, llevó un trabajo previo de muchos días, con protocolos determinados, en donde se trabajó conjuntamente entre Nación y provincia y hoy a primera hora de la mañana, entregamos al Gobierno Nacional, al ex RENAR, 2950 armas que estaban en desuso de la policía”

Sobre el procedimiento, el funcionario provincial aclaro que: “La provincia informa cuales son las armas que tiene fuera de circulación, en segundo termino se cargan en un sistema y en tercer termino el Estado Nacional manda etiquetas para precintar cada una de esas armas, en función de un protocolo determinado, para que ninguna de esas armas, pueda ir a los circuitos ilegales. Y, finalmente, hoy por la mañana con una importante custodia de fuerzas de seguridad de la nación, esas armas ya partieron rumbo a su destrucción que será en unos días”.

A su turno, Directora Ejecutiva de la ANMAC, Dra. Natalia Gambaro expresó: “Este es un primer avance desde el gobierno nacional y provincial para comenzar a reducir la cantidad de armas que se encuentran tanto en depósitos judiciales como en policiales a fin de evitar que se encuentren en lugares con pocas medidas de seguridad y sin control estricto y puedan pasar al mercado ilegal”.

Asimismo, la funcionaria nacional explicó en que consiste el procedimiento y dijo: “Primero se incorporan todos los datos relativos al arma como número de serie, titular, lugar de fabricación, etc.; luego se las traslada a un depósito nuestro en la provincia de Buenos Aires y allí esperan hasta el momento en que se llevarán al horno de fundición para ser destruidas”.

“La nueva Ley del ANMAC sancionada en el mes de octubre determina que la única responsable de la destrucción de las armas es esta agencia, por eso comenzamos con la provincia de Santa Fe pero también estarán involucradas la provincia de Buenos Aires, Mendoza y armas de la policía Federal como puntapié inicial a fin de que todas las provincias tengan el apoyo del gobierno nacional para el desarme total”, concluyó Gambaro.

Sobre la importancia de la destrucción del armamento, Pullaro dijo: “Este trabajo significa para la República Argentina, que estamos teniendo realmente una política de control de armas, sobre un problema que no había sido agendado en nuestro país, durante mucho tiempo, porque lamentablemente las fuerzas de seguridad de todo el país, no tenían una mirada precisa sobre lo que era el control de armas de las fuerzas, porque no existía un control preciso de los arsenales, y no es nuevo esto, pero muchas de estas armas iban a los circuitos ilegales”.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta