Rosario le rinde homenaje a Favaloro con dos coloridos murales


La ciudad se sumó a participar de un proyecto nacional para recordar al reconocido médico. Una de las intervenciones se realizó en el Cemar y otra en el Hospital Roque Sáenz Peña. En el mes de su nacimiento -y muerte- del Dr. René Favaloro (12 de julio de 1923 - 29 de julio de 2000), diferentes grupos de mosaiquistas de la ciudad realizaron murales con corazones de cerámica en dos efectores de salud, en el marco de una iniciativa nacional a la que Rosario se sumó para homenajear al reconocido médico argentino.

A partir de la propuesta original de María Loreto Mantel, y la sugerencia de que cada ciudad o zona lleve adelante este proyecto, diversos talleres de mosaiquismo se sumaron al proyecto, con la consigna de materializar un árbol de la vida y corazones realizado con diferentes materiales como cerámicos, azulejos, venecitas, piezas de cerámica y vitrofusión planos.

La propuesta para la instalación en todo el país fue el fin de semana largo del 8, 9 y 10 de Julio y se replicó en unas 100 ciudades de todo el país. Gabriela Galea, de Galea Mosaicos, fue la coordinadora del mural realizado en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar) ubicado en calle San Luis 2020, que quedó inaugurado el domingo 10 de julio, con la presencia del secretario de Salud Leonardo Caruana.

Con la frase No perdamos el Humanismo, una de las máximas del doctor Favaloro que rescata los valores e ideales como el humanismo y la humildad, este mural fue posible gracias a la colaboración que se recibieron de artistas plásticos y fileteadores de la ciudad, además de grupos como Loca Venecita, Taller La Bajada, Taller de Zulma Marquez, el Centro de Jubilados Arco Iris, alumnos de diferentes escuelas y grupos de scouts. También cabe mencionar la participación especial del Centro de Rehabilitación Luis Braille.

Si bien se esperaban alrededor de 100 corazones, se recibieron más de 400, no sólo de Rosario, también desde localidades como Paraná, Puerto Madryn, Río Negro, Córdoba, Santa Fe, La Plata, Pergamino, y otros lugares del país.

También en el Hospital Roque Sáenz Peña

Por su parte, Liliana Gallardo, artista plástica de La Casona del Arte, tomó la misma consigna y materializó, junto a sus alumnas de diferentes talleres, un mural en el Hospital Dr. Roque Sáenz Peña (Laprida 5381). Hace más de 20 años que Gallardo trabaja en su taller formando profesionales del arte como sede local del Conservatorio Grassi de Buenos Aires.

El mismo funciona en zona sur, donde, a raíz de esta propuesta, también quedó la huella de Favaloro. Alumnas de sus cuatro talleres eslabones Milagros artesanías, Pintó en colores, Matices y Gabi Arte, provenientes de Rosario, Serodino, Fisherton, Roldán, Pergamino y Máximo Paz, participaron del proyecto con sus corazones.

La coordinadora de este mural rescató que “detrás de cada corazón hay una historia conectada con el doctor Favaloro y es por esto que nos pareció importante sumarnos a la propuesta”. La frase que se eligió para este mural es Los más generosos acostumbran ser los más humildes, que también rescata los valores que identifican al afamado médico y humanista.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta