Se instalaron cámaras de videovigilancia en 50 coches del transporte urbano


Desde esta semana, cincuenta unidades del transporte urbano de pasajeros ya circulan con cámaras de videovigilancia. Se trata de tres dispositivos por coche, ubicados en diferentes sectores. Los coches no fueron elegidos al azar. La idea es completar la instalación de las cámaras en todos los ómnibus que transitan en el horario nocturno y por lugares conocidos por la presencia de gran cantidad de robos.

Las cámaras están ubicadas sobre el asiento del chofer, encima de panel central del frente de la unidad (arriba del parabrisas) y mirando hacia la puerta trasera. Ya, al verlas, los pasajeros que utilizan el sistema en la ciudad empezaron a preguntarse qué efecto surtirán.

El sistema grabará permanentemente todo lo que ocurra a lo largo de los recorridos, pero las imágenes sólo aparecerán en las pantallas de las centrales de monitoreo si el conductor decide accionar un botón de pánico.

La transmisión de las imágenes captadas por las cámaras podrá realizarse en siete terminales: dos a cargo del Ente de la Movilidad (EMR), otras dos en la central provincial de monitoreo (en Gobernación) y tres terminales para cada una de las concesionarias del servicio público (Semtur, La Mixta y Rosario Bus).

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta