Central necesita refuerzos pero no concreta


Tras el partido de la semana ante el conjunto uruguayo, en el que venció por 1 a 0, Coudet dejó en claro que el equipo necesitaba refuerzos, "tres o cuatro" dijo. Sin embargo, en un mercado de pases prolongado, gracias a la disputa de los Juegos Olímpicos y el parate en AFA, por falta de acuerdo económico, el Canalla no logró concretar grandes incorporaciones, salvo claro la de Teo Gutierrez, y Torsiglieri, el resto de los jugadores que llegaron difícilmente sean titulares.

En cuanto a los arqueros, la salida del Melli García dejó un hueco en el arco auriazul. Sebastián Sosa tiene contrato sólo hasta diciembre y se busca sumar otro arquero, desechando la chance de darle minutos a Geremías Ledesma, de buenas actuaciones en los clásicos. El apuntado es Orión, que tien una oferta de Racing, y a pesar que la propuesta canalla es buena, prefiere quedarse cerca de sus afectos. Otro apuntado el Fatura Broun, que desea regresar el club que lo vio nacer, pero no parece ser del gusto del entrenador.

Tras la salida de Donatti, a la que le siguió la de Pablo Álvarez, que amagó con quedarse y finalmente se fue a Racing y la lesión de Pinola, Coudet apuntó sus cañones a sumar un central de jerarquía. Los apuntados eran Demichelis y Tobbio, pero ambos optaron por otras opciones. Es cierto se sumaron Torsiglieri y Menose, pero el segundo difícilmente sea parte del primer equipo.

En el mediocampo, tras la salida de Franco Cervi, transferido al exterior, El Chacho buscó un volante creativo, llegó Camacho, pero lo seduce Pisculichi. Se habló mucho de Vadalá, que finalmente recaló en Unión y hasta se especuló con la posible vuelta de Pol Fernández. Se sumó con mucho esfuerzo a Mauricio Martínez, un volante mixto, que habiéndose quedado Musto, tampoco arrancaría entre los once, ya que el auriazul no juega 4-4-2, defiende con tres en la mitad y suelta a Lo Celso, que juga más adelantado, de enlace con los delanteros.

En el ataque se concretó tras una larga negociación la llegada de Teo Guttiérrez, se pagó mucho por un préstamo por un año y se apuesta a formalizar la compra definitiva. Sin dudas el colombiano está a la altura de lo que se necesita para reemplazar a Larrondo, que se fue a River. El problema es que detrás de el cafetero y Ruben, vienen Herrera y Delgado, muy lejos del nivel de los titulares, y ahi Coudet hubiera necesitado un tercer delantero de mayor jerarquía.

En un mercado de pases prolongado, donde dispuso de mayores recursos económicos que en otros libros de pases, la comisión directiva de Central no concretó aún las incorporaciones que su DT necesita para sostener el equipo arriba, peleando el campeonato. Los días pasan, el cierre está encima y no hay negociaciones avanzadas por ninguna figura rutilante.

Hay también una mitad del vaso lleno, y es que se logró asegurar la continuidad de Montoya y Salazar  pretendidos por River y de Damián Musto, que tenía una oferta de España. También Jonás Aguirre, que podía quedar en libertad de acción en seis meses, renovó su contrato por tres años.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta