El cableado de alta tensión de calle Schweitzer deberá realizarse únicamente por vía subterránea


 Así lo dispuso el Concejo Municipal, una vez aprobadas sendas iniciativas de los concejales Gabriel Chumpitaz y Diego Giuliano, tendientes a que “de ahora en adelante, todo el tendido de cables de alta tensión que se incorpore o modifique en calle Schweitzer, y en el resto de la ciudad de Rosario, sea realizado únicamente por vía subterránea”.

En la sesión del día de ayer, el Concejo Municipal aprobó dos proyectos de los concejales Gabriel Chumpitaz y Diego Giuliano, cuyo objetivo era derogar el artículo de una ordenanza de 2001, que facultaba al municipio a autorizar -en determinados casos- el tendido aéreo del cableado de alta tensión.

“La idea es que, de ahora en más, todo el tendido de cables de alta tensión que se incorpore o modifique en la ciudad de Rosario, sea realizado únicamente por vía subterránea. Esta medida surge a partir de los reclamos de vecinos de calle Schweitzer, a quienes le estamos dando respuesta” informó el concejal del Pro.

La Ordenanza Nº 7.144, aprobada en el año 2001, establece que “el tendido de cables de alta tensión en zonas pobladas dentro del municipio de Rosario, debe realizarse por tendido subterráneo, tanto en el caso que sea a través de inmuebles de propiedad pública o particular” explicó el edil.

En el año 2007 se modificó el artículo tercero de referida norma, mediante el cual se estableció que podrían realizarse cambios en los trazados aéreos sin la obligación de ser soterrados, siempre y cuando fueran autorizados por el municipio y previa realización de un estudio ambiental, que determine que la nueva traza fuera beneficiosa por la reducción de la superficie de influencia y del impacto visual.

Chumpitaz mencionó que “los argumentos por los cuales se dio marcha atrás con la obligación del soterramiento, tuvieron que ver principalmente con los planteos que la Empresa Provincial de Energía (EPE) realizó, en referencia al alto costo que tiene el tendido subterráneo, sosteniendo que lo volvería incompatible con una razonable ecuación tarifas-costos”.

“Bajo ningún punto de vista –prosiguió el edil- se pueden anteponer cuestiones de costos a la salud de los habitantes de Rosario. Es imprescindible avanzar con medidas que tengan como única prioridad la salud de los rosarinos, independientemente del costo que eso implique para quien deba realizar la obra”.

“Son innumerables los reclamos de vecinos de diferentes barrios ante la EPE, debido al tendido aéreo de cables de alta tensión, siendo sumamente perjudícales para la salud” agregó el referente del Pro.

En esa línea, el concejal argumentó que “la mayoría de esos reclamos no recibieron respuestas favorables por parte de la EPE, justificando en muchos casos la no realización del tendido subterráneo por el costo que implicaría una obra de tal magnitud”.

Finalmente, respecto del tendido aéreo, Chumpitaz opinó que “más allá de los efectos que ocasionan en la salud, la contaminación visual que ello genera es indiscutible”. “Además, el soterramiento de los cables de alta tensión disminuye el potencial riesgo de cortes que producto se puede ocasionar como consecuencia de las inclemencias climáticas” concluyó.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta