El Hospital Carrasco recibió una donación proveniente de Australia


Integrada por compatriotas nacidos en diferentes provincias argentinas y radicados en la ciudad de Sydney, la Asociación Argentinos Solidarios realiza diversas actividades con el objetivo de recolectar donaciones y destinarlas a distintas instituciones de nuestro país. En este marco, la buena voluntad y solidaridad de este grupo de argentinos hizo llegar al Hospital Carrasco 450 mantas artesanales, 24 camas hospitalarias, 5 sillas de ruedas, 600 sábanas descartables, 500 guardapolvos, 15 cajas con ropa para bebes y adultos, 4 computadores y 4 monitores, entre otras cosas.

La asociación fue fundada, entre otros, por Hugo Bonasso (oriundo de la ciudad de La Plata), quien hace más de tres décadas vive en tierras australianas junto a su familia. Bonasso destacó que en el año 2002 el entonces embajador Néstor Stancanelli le hizo la propuesta para formar una organización de ayuda para Argentina. "Por esos años, el país atravesaba momentos muy difíciles y fue así que, a pesar de lo complejo que resultaba formar una entidad de este tipo, la misma fue creada y hasta el día de hoy sigue funcionando con todas las fuerzas y con un solo objetivo: colaborar con Argentina", aseveró.

Desde que estos argentinos se reunieron por primera vez con el claro propósito de ayudar a sus compatriotas, ya enviaron a escuelas y hospitales públicos 51 contenedores valuados, cada uno, en 300.000 dólares. Desde Australia, Bonasso expresó que “solidaridad representa querer ayudar al prójimo, poder hacer algo por el que menos tiene y de cierta manera poder retribuir a nuestro país y su gente todo lo que nos dio en los años que vivimos allá (por Argentina) y haberla vivido personalmente”.

“Es un acto en el que se descargan muchas emociones y recuerdos que son, al final de la vida, fundamentales para poder seguir sobreviviendo nuestra expatriación voluntaria, pero expatriación al fin. Pese a la distancia, el desarraigo y el tiempo, seguimos siendo tan argentinos como el primer día de nuestras vidas”, agregó.

Por su parte, el director del Hospital Carrasco, Horacio Crespo, destacó la solidaridad de estos argentinos que viven en Australia y el esfuerzo de la organización desde lo humano y lo económico para conseguir los elementos que fueron donados. Si bien el principal valor es la solidaridad, en este caso no se puede dejar de lado lo material ya que los elementos recibidos son muy necesarios para el hospital, como las camas y las sillas de ruedas, que se utilizan a diario. Asimismo, la gran cantidad de mantas donadas permitió que no sólo se pudieran utilizar en el efector sino que se entregaran, con autorización de la organización, a personas con un grado importante de vulnerabilidad.

La organización ayuda a colegios y hospitales públicos con efectos aportados por argentinos y latinoamericanos que viven en Australia, entre otros toda la ropa que la organización envía a sus compatriotas. Desde la organización aclaran que los mismos son de segunda mano pero en un estado perfecto de conservación. Las mantas artesanales que son enviadas a distintos lugares, en este caso al Hospital Carrasco, las provee una organización de caridad australiana que está a cargo de abuelas, quienes las tejen a mano una por una.

En cuanto el material hospitalario, proviene de los hospitales públicos y pediátricos, que periódicamente lo renuevan. La organización es financiada de manera independiente y para lograr reunir los fondos necesarios para financiar costos de logística –como por ejemplo los traslados de las donaciones– integrantes de la asociación realizan periódicamente “diversos eventos para recolectar el dinero y poder continuar con esta patriada”, terminó diciendo Bonasso.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta