La generación dorada se despidió con honores ante el Dream Team


Y un día dijeron adiós, aquellos pibes que le dieron a Argentina una medalla dorada, doce años atrás, cayeron por 105 a 78 ante Estados Unidos y quedaron eliminados de los Juegos Olímpicos. Ginóbili, Scola, Nocioni y Delfino pasaron a la inmortalidad con la celeste y blanca y el futuro ya les toca los talones, viene el recambio por detrás y ellos estarán en la historia como los que algún día, fueron los mejores.

El partido fue extraño, tuvo un comienzo para el recuerdo, Argentina arrancó al frente, primero le sacó siete puntos y después diez, parecía un sueño que hasta por instantes nos hizo ilusionar con un nuevo batacazo, pero duró poco, el Dream Team ajustó las marcas y finalmente se impuso en el primer cuarto por cuatro.

De ahí en más mostró el vencedor su mejor cara, sacó a relucir su chapa de candidato a quedase con el oro y mostró todo su potencial. Pero Argentina no se quedó atrás, contestó cada avance, con menos precisión es cierto, con menor fortaleza física, y el conjunto norteamericano fue estirando ventajas y se quedó con el partido que lo clasifica para la próxima fase, donde se verá las caras con España.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta