Las amenazas a Vidal provenían de una cárcel bonaerense que su gobierno debería controlar


Durante la tarde de ayer, uno de los operadores del 911 recibió un llamado anónimo con el siguiente mensaje: “El día de mañana le revientan el gobierno a Vidal”. La breve comunicación generó que este lunes la seguridad en la sede del gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal se viera reforzada, y que los controles de acceso sean más exhaustivos. Hoy se comprobó que el llamado provenía de una cárcel de La Plata, que el mismo gobierno de Vidal debería controlar.

“Se revisó la seguridad, pero la actividad es normal”, indicaron fuentes del gobierno de la provincia de Buenos Aires, pero esta nueva amenaza se suma a hechos de inseguridad que tocaron de cerca a la propia Vidal; al ministro de Gobierno, Federico Salvai; y al intendente de La Plata, Julio Garro, y de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, entre otros.

Cabe señalar que las comunicaciones en los penales están prohibidas, que los reclusos no deberían tener celulares a su disposición, precisamente porque éstos son utilizados con fines delictivos, sobre todo por aquellos a los que les espera una condena prolongada, y no dudan en romper las reglas. El gobierno de Vidal rapidamente hizo la denuncia, pero en realidad debió haberse auto inculpado.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta