“Ese dinero era de la política”, dijo López ante el juez


El detenido ex secretario de Obras Públicas kirchnerista José López reveló que los casi nueve millones de dólares que tenía en su poder la noche en que lo arrestaron en el convento de General Rodríguez no eran suyos sino que "pertenecían a la política", y confesó que en ese momento pensó en matarse. También rehusó dar más detalles sobre el origen de esa plata a la espera de estar "más fuerte psíquica y anímicamente".

López aseguró que la noche que lo arrestaron pensó en suicidarse con un arma que no encontró y que durante esos días se sentía "perseguido", luego de que un diputado del Frente para la Victoria del Mercosur le dijo que a él y a otros funcionarios kirchneristas los estaban investigando los servicios de inteligencia. Hablo así de un estado mental "paranoide", señaló que esa noche estaba perdido y afirmó que un ejemplo de esa condición mental lo prueba cómo fue que llegó a defenderlo la letrada Fernanda Herrera, conocida como la "abogada hot".

En un tramo de su declaración dijo que en su casa llegó a escuchar "voces burlonas", "cosas sin sentido", "cosas incoherentes", e incluso una voz que le decía que le iba a pasar lo mismo que al espía "El Lauchón" Viale, que fue asesinado, y que él contestó "no soy (Alberto) Nisman, no me voy a suicidar", al aludir a la confusa muerte del fiscal de la causa AMIA.

López despegó en todo momento tanto a su esposa, María Amelia "Mari" Díaz, y a las monjas del convento y rechazó ser el dueño de la casa de Dique Luján, en el Tigre, que se le atribuye a través a través de testaferros. Hasta aportó la clave de un teléfono Iphone que tenía en su poder desde su detención, el 14 de junio pasado, y que estaba siendo peritado por la Policía Metropolitana para ver si podían desconfigurarlo.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta