Los carriles exclusivos no generaron pérdidas económicas a comerciantes


Los carriles exclusivos, implementados desde 2012 en distintas arterias, no generaron un impacto diferencial en el comportamiento comercial de las arterias en donde se implementaron: los locales ubicados sobre dichas calles tuvieron un movimiento idéntico al resto de la ciudad. Entre 2012 y 2015, la cantidad de comercios emplazados sobre las arterias con carriles exclusivos creció un 8 por ciento.

Exactamente el mismo porcentaje reflejó la evolución de locales en el resto de la ciudad, señala el Ente de la Movilidad. En términos absolutos, se habilitaron 57 nuevos locales en las arterias donde se implementaron carriles (de 703 pasó a 760). En el comportamiento global del comercio en Rosario, esa cifra varió de 8.780 a 9.500.

Lo acontecido en relación a la cantidad de comercios también se refleja en los números de la facturación: la facturación aumentó un 121% entre 2012 y 2015, guarismo que se reproduce de manera idéntica respecto al comportamiento total del sector comercio.

Cabe recordar que los carriles exclusivos comenzaron a funcionar el 13 de febrero de 2012 en cuatro arterias del área central: Laprida entre avenida Pellegrini y San Lorenzo; Maipú entre Pellegrini y Santa Fe; Santa Fe entre Maipú y bulevar Oroño y San Lorenzo entre Laprida y Oroño. Luego, en julio de ese mismo año, se puso en marcha una segunda etapa, extendiéndose sobre las calles Santa Fe y Córdoba, entre bulevar Oroño y Cafferata.

"Habiéndose cumplido cuatro años de la implementación de los carriles exclusivos en las calles del área central, y tres años y medio de la incorporación de la segunda etapa, los resultados favorables obtenidos se siguen verificando. Este hecho se traduce en una mejora para los usuarios de transporte público que se sostiene en el tiempo y que permite brindarles un mejor servicio", sostiene el informe del Ente de la Movilidad.

Uno de los beneficios más importantes de la medida fue la reducción de la siniestralidad: en comparación con el año 2011, los mismos bajaron un 62% en el área central y 72% en la segunda fase. Un punto a destacar es que la totalidad de los accidentes registrados se califican como leves, sin presentar heridos de gravedad.

Además, se agilizó la transitabilidad del transporte urbano, lo que redundó en un ordenamiento de la circulación de los vehículos particulares. "Nos parece importante destacar las mejoras generadas en los niveles de servicio: el caso más destacable lo constituye el carril de calle Maipú, donde los colectivos pasaron de tener el nivel de congestión F en noviembre de 2011(el nivel de mayor congestión) al nivel A, es decir el más óptimo, durante el 2015", remarcaron desde el Ente de la Movilidad.

Cabe destacar que la puesta en marcha de los carriles exclusivos fue una de las medidas que permitieron a la ciudad recibir la Mención Honorífica al Transporte Sustentable 2013 otorgado por el Clean Air Institute, al “priorizar la circulación del transporte público en las zonas centrales”.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta