Preocupación por el transporte en el Barrio las Flores


Debido los hechos ocurridos con la línea 140 del Transporte Urbano de Pasajeros, la cual, por causa de un robo en una de las unidades el pasado jueves 4 de agosto dejó de ingresar al Barrio Las Flores, la concejala Lorena Giménez, del Bloque Partido Progreso Social, solicita al Ejecutivo que cumpla con un decreto de su autoría que establece, no solo que se garantice el ingreso de la línea, sino que se aumente la frecuencia y que además se estudie la factibilidad del ingreso de otras líneas del TUP.

Previo a los hechos de inseguridad, la edila había recibido el reclamo de los vecinos del barrio, quienes sostuvieron que la línea 140 es la única que ingresa al mismo.

Debido a este conflicto preexistente, la suspensión de la entrada del 140 a Las Flores empeoró aun más la situación, viéndose los pobladores de la zona obligados, no solo a enfrentar los inconvenientes de no poder llegar a sus lugares de trabajo y estudio a tiempo, sino que también lidiando con numerosos hechos de inseguridad, entre ellos robos y arrebatos, por tener que caminar varias cuadras hasta la parada de colectivo más cercana que puedan encontrar.

De gran preocupación resulta la posibilidad de que la escuela de la zona deba comenzar a suspender las clases porque los docentes no pueden llegar a su lugar de trabajo, quedando los alumnos sin poder recibir las materias que corresponden al cursado diario en dicho establecimiento educativo y también haciendo peligrar la continuidad de la fuente laboral de los maestros ante sus reiteradas tardanzas o ausencias involuntarias.

La concejala sostiene que no se puede poner en riesgo el cursado de clases y que es necesaria la urgente intervención de las autoridades municipales. La iniciativa también menciona las dificultades de los vecinos de barrio Las Flores quienes reclamaron, en aquella ocasión, que la línea aumentara la frecuencia ya que en hora pico los coches excedían su capacidad, teniendo que esperar hasta la llegada del próximo servicio, cuyo intervalo entre ellos era de un tiempo considerable.

Los usuarios debían viajar de manera incómoda y enfrentar los inconvenientes de llegar tarde a sus respectivos trabajos o lugares de estudio.

La edila remarcó que la Municipalidad debe buscar las alternativas que garanticen la seguridad tanto para los vecinos de Las Flores como para los choferes del Transporte Urbano de Pasajeros, permitiendo que ambos sectores, trabajadores del TUP y usuarios puedan recibir la protección que corresponde para que todos puedan retornar a sus tareas habituales.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta