Se aprobó la creación del distrito de la alimentación en la zona oeste


 Se aprobó en sesión el proyecto del concejal Sebastián Chale (UCR) presentó para conformar un distrito productivo de la alimentación en la zona oeste de la ciudad: “continuando con los planes de promoción industrial de Rosario, proponemos crear un distrito productivo de la alimentación en la zona noroeste próxima al Mercado de Fisherton, un área que, además de reunir cerca de 90 locales y 20% de la facturación total del rubro, presenta ventajas de conectividad, servicios y terrenos disponibles.

Constituye una zona óptima para agregar valor a la producción agroalimentaria y generar empleo de calidad”. Los distritos productivos son espacios geográficos estratégicamente definidos en los que se focalizan esfuerzos económicos, fiscales, políticos, institucionales y sociales dirigidos a promover el desarrollo integral y sustentable de una actividad productiva determinada.

“Rosario muestra especializaciones productivas por barrio, resultando indispensable llevar a cabo la identificación de perfiles de actividad económica en cada uno de los seis distritos. El distrito de la alimentación se suma así a otros proyectos como el tecnológico y del frío”, explicó Chale.

En su proyecto, el edil sostiene que “la ciudad posee un perfil productivo vinculado con los alimentos, y en particular, en la zona noroeste y del Mercado de Concentración, una especialización vinculada con la producción y distribución alimenticia, y que existen antecedentes de planificación como el Programa de Desarrollo de Suelo Industrial que contemplaba en ese ámbito, un área especializada en la producción, elaboración, envasado y distribución de productos alimenticios”. Además argumenta que “la rama de alimentos tiene una alta incidencia en la industria local, representando un 23% de la facturación”.

El concejal radical estimó que la conformación de redes de empresas especializadas en distintos segmentos de una cadena productiva conlleva múltiples beneficios para las empresas radicadas y para la ciudad en su conjunto y que las formas de cooperación y complementariedad empresarial constituyen una tendencia mundial para configurar entornos productivos e innovadores: “el desarrollo de proyectos asociativos permite mejorar la competitividad y generar más y mejores puestos de trabajo.

Se apunta a promover una intensa colaboración, intercambio de conocimientos, capacitación, empleo e innovación, por la cercanía física y afinidad de intereses de las firmas, los centros educativos, laboratorios de investigación y desarrollo y organismos públicos que allí se instalen”. El Distrito de Alimento adoptará además el régimen de promoción establecido en la ordenanza 9256 en sus aspectos fiscales, edilicios, económicos y financieros.

Cabe destacar que se considerarán integrantes del Distrito Productivo de Alimentos aquellas empresas productoras de alimentos de valor agregado (productos alimenticios, lácteos, de molinería, aceites y grasas de origen vegetal, preparación de frutas, hortalizas y legumbres, alimentos para animales, pescado y derivados, servicios industriales para la elaboración de alimentos y bebidas, distribución y comercialización de alimentos y también empresas de investigación y desarrollo con foco en agroalimento).

“Asumir el desarrollo productivo como política de Estado implica planificación, generación de nuevas ordenanzas y promoción de inversiones. Este proyecto busca construir la industria alimentaria de Rosario, fomentando el crecimiento compartido entre grandes y pequeñas firmas y promoviendo el asociativismo como estrategia clave para generar beneficios para los rosarinos”, concluyó Chale.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta