Central cayó ante Vélez en Liniers


Rosario Central no logra hacer pie en el torneo, cayó sin atenuantes ante El Fortín en condición de visitante y sigue sin ganar en el torneo. Los dos goles del encuentro fueron señalados por Mariano Pavone, uno en cada tiempo. En el Canalla fue expulsado Salazar. Los de Coudet no tienen la solidez del campeonato anterior, sienten las ausencias y sufren defensivamente errores que le cuestan caro.

El conjunto auriazul arrancó dormido la primera etapa <en realidad ambas>, pero en el comienzo mismo del partido no pudo hacerse del balón, perdió cada segunda pelota, regaló espacios y el utilitario Vélez los aprovechó.

En una jugada desgraciada, Torisglieri quiso9 despejar con la pierna equivocada, el rebote le pegó en la mano y habilitó a Pavone, que le ganó la espalda a Burgos para poner el 1 a 0. Enseguida el local estuvo a punto de aumentar, pero Sosa evitó la segunda caída de su valla.

Reaccionó Central, comenzó a hacerse del balón, y en los pies de Lo Celso nacieron dos jugadas de gol que bien pudieron ser el empate. En la primera metió una habilitación exquisita para la diagonal de Ruben, que definió tocando la pelota al medio pero el arquero adivinó la trayectoria del balón. En la segunda combinó con Montoya, que dejó sólo a José Luis Fernández, pero su remate débil también fue contenido por Aguerre.

En el comienzo del complemento otra vez la defensa dio ventajas y Vélez lo aprovechó. Caire se sacó tres marcas de encima arrancando desde atrás de la mitad de la cancha, alargó para la derecha, Torsiglieri dudó un instante entre salir a cortar y rechazar, no hizo ninguna de las dos cosas y el centro atrás fue capitalizado nuevamente por Pavone, que la mandó al fondo de la red.

Todo se hacía cuesta arriba para Central, que encima a los pocos minutos se quedó con un hombre menos por la expulsión de Salazar, tras pegarle un manotazo al goleador velezano. Ta con diez hombres en cancha, Coudet metió a Camacho y Bordagaray, ambos tuvieron un para de posibilidades de descontar, pero no era la tarde de Central, que se fue con una derrota ante u rival que no fue superior, pero aprovechó al máximo los regalos defensivos del elenco auriazul.

Coudet debe haberse ido de Liniers por demás de preocupado, su equipo m uestra flaquezas defensivas indisimulables, y con esa dupla de marcadores centrales es muy difícil que pueda pelear arriba. Burgos y Torsiglieri son al menos hasta acá una invitación a atacarlos y muy lejos están de brindar la seguridad que le daban Donatti, Pinola y Pablo Álvarez.

El canalla gastó mucho dinero en traer dos jugadores  jerarquía, cómo Teo Gutiérrez y Mauricio Martínez, el colombiano se desgarró el primer partido, y hoy no pudo estar y el ex Unión es suplente y ni siquiera ingresa en el esquema de Coudet.

Central quedó llamativamente descompensado en abajo, tiene centrales que no cierran y laterales que no brindan la seguridad requerida para armar una defensa sólida. Pugnará por incorporar a Gissi, quizás podrá retrasar a Musto a la última línea para darle minutos a Martínez, esperando el regreso de Pinola, pero en lo que queda del año, sufrirá las ausencias ya mencionadas.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta