El municipio tomó posesión formal de valioso inmueble en zona de la costa central


Luego de resolver un conflicto judicial que lleva varios años, el municipio tomó este miércoles la posesión formal de un estratégico inmueble ubicado en la zona de Entre Ríos y el río. Aclararon desde el Ejecutivo que los tres bares que funcionan en el predio podrán seguir operando hasta que el Estado local defina un nuevo proyecto, por lo que las fuentes de trabajo de estos emprendimientos no corren peligro.

Este acto administrativo permite al municipio definir nuevas reglas de juego para el valioso inmueble, que era explotado por Coyde SA, en virtud de un acuerdo entre la empresa y el ex Ente Administrador de Bienes Ferroviarios (Enabief), dueño de los terrenos hasta 1999, fecha en que los traspasó al municipio de Rosario.

"La Justicia desestimó los recursos presentados por la empresa, lo cual nos permite ahora tener la posesión del inmueble, y definir desde el Estado el mejor destino para la zona", afirmó el secretario de Gobierno Gustavo Leone, quien personalmente entregó las actas a los concesionarios de los bares.

"Ahora nos vamos a tomar un tiempo para definir un nuevo proyecto. Hasta que ello suceda los emprendimientos van a seguir operando, por lo cual ni el funcionamiento ni las fuentes de trabajo asociados a ellos van a correr peligro", ahondó el funcionario.

Leone expresó su beneplácito por estar finalizando un proceso que lleva más de una década, y que fue "heredado" cuando el Ejecutivo obtuvo las tierras. "Se trató de un engorroso proceso judicial, que gracias a las gestiones promovidas por el municipio llegó a buen puerto", señaló. La toma de posesión significa una instancia administrativa no menor: ahora será el Estado quien defina las reglas de juego.

Vale mencionar que hasta la fecha el cánon que pagaba la firma Coyde al erario público era indiscutiblemente ínfimo en relación a esa zona estratégica junto al río. Historia El conflicto con Coyde SA se remonta a fines de la década de 1990, cuando el ex Ente Administrador de Bienes Ferroviarios (Enabief) transfirió los terrenos y construcciones que se extendían entre el río Paraná y Wheelwright, Entre Ríos y Oroño al Palacio de los Leones.

En aquel entonces la firma ya tenía un juicio con el ente nacional, por lo que este conflicto fue traspasado al municipio. A principios de siglo se firmó un convenio con Coyde, habilitándola a explotar una zona (la que el municipio logró tomar posesión hoy) por un plazo de 8 años, con posibilidad de extenderlo 3 años.

Con los plazos vencidos, el Ejecutivo reclamó al privado, que judicializó el tema. Recién este año se resolvió la cuestión de fondo, por lo que el municipio quedó habilitado a tomar la posesión del inmueble, oficializado a través de una resolución, que firmó la intendenta Mónica Fein el pasado 5 de septiembre.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta