En agosto, el consumo cayó un 7%


Si bien el Gobierno y los economistas anuncian un panorama más promisorio, todavía no se refleja en los bolsillos de la gente: en agosto, el consumo cayó un 7%. De acuerdo con una consultora privada, los súper e hipermercados fueron los más golpeados por el retroceso de las ventas. Los siguieron los autoservicios y comercios tradicionales. Según la firma CCR, el que se fue, fue el peor mes de año. Y, si la cifra se anualiza, la baja acumula ya un 3,5%.

Los supermercados e hipermercados perdieron un 7,8%. En tanto, los autoservicios y comercios tradicionales, como los almacenes, sufrieron una merma apenas por debajo del 7%. El consumidor visita un promedio de 5,2 negocios por mes en busca de mejores precios y oportunidades. En abril, ese mismo comprador iba a 4.6.

Además, en su parte cualitativa, el informe destaca que hay una alta valoración de marcas que establecieron precios fijos, como son SanCor, Día, La Serenísima, Carrefour, Marolio y Querubín, entre otras.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta