La Municipalidad concretó más de 8 mil procedimientos en los últimos 30 días


Más de 4 mil horas de trabajo fueron dispuestas por la Municipalidad de Rosario en el marco del fortalecimiento de las acciones tendientes a mejorar la convivencia en los espacios urbanos, decisión adoptada por la Intendencia el 24 de agosto pasado en sintonía con el reclamo masivo de seguridad por parte de los rosarinos. Durante este período se concretaron más de 8 mil intervenciones que derivaron en unas 1.500 remisiones vehiculares, 20 detenciones y 7 clausuras de comercios ilegales.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana llevó adelante, desde el 24 de agosto pasado, día en que la intendenta Mónica Fein anunció su compromiso con el fortalecimiento de los operativos, 7.968 controles de tránsito, uso de espacios públicos y funcionamiento de comercios en la ciudad. Para ello se dispusieron más de 4 mil horas de trabajo de parte de los agentes involucrados, quienes llevaron a cabo las tareas en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe.

De las intervenciones en el tránsito, a fin de promover condiciones seguras en la conducción así como también entre los peatones, resultaron un total de 1.545 remisiones (1.049 fueron motos y 496 fueron autos). Esas unidades fueron sancionadas por varias causas, ya sea por alcoholemia positiva, ausencia de elementos de seguridad o bien, falta de documentación reglamentaria.

Los procedimientos callejeros derivaron también en 22 arrestos; junto a personal policial interviniente se determinaron estas detenciones ya sea por comisión de algún delito, porque los vehículos que conducían tenían pedido de captura, o bien se resistieron al control intentando evadirlo. Además, se apresó a una persona que estaba al frente de un comercio ilegal, a otro por el incendio de un contenedor de basura en Pellegrini y Rodríguez y a un hombre por el robo en un comercio céntrico.

La intensificación de las acciones también se proyectó hacia la fiscalización de comercios. En ese sentido, durante este mes se procedió a la clausura de remiserías ilegales ubicadas en Casiano Casas al 2000, Av. Wilde al 300, San Martín al 6400, Mosconi al 3800 y Pasaje Frías al 900. En este mismo sentido, el municipio generó una acción conjunta con la Policía de Santa Fe y el Ministerio Público de la Acusación sobre algunos comercios de economías irregulares.

Así fue como se trabajó en una chatarrería de calle Toba al 3600 en el Distrito Noroeste. La intervención conjunta entre agentes de la Policía de Investigación, Secretaría de Control y Convivencia y Fiscalía Regional 2 permitió recabar 73 chapas patentes que se encontraban en el lugar, al menos una de ellas con pedido de secuestro desde 2004. Además, se retiraron del local una gran cantidad de autopartes de origen desconocido para su posterior peritaje.

Dicho establecimiento era custodiado por una persona sobre la que pesaba una orden de arresto domiciliario en su contra y que, por no poder acreditar el origen lícito del material secuestrado, quedó detenido. Además, la Dirección de Control Urbano realizó la correspondiente liberación del espacio público en la acera que la chatarrería invadía con sus elementos dispuestos para la venta.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta