López cuestiona las designaciones municipales de la intendencia


La edila del Frente para La Victoria objeta el ascenso del inspector imputado en la tragedia del Café de la Flor y reclama mayores controles. A su vez, la concejala polemiza sobre la falta de agentes de control y pone sobre el tapete el plan de seguridad que busca implementar el oficialismo. También recuerda Norma López que en el año 2010, la intendenta Mónica Fein anunció una dotación de 500 agentes de tránsito, promesa que no se habría cumplido en forma efectiva.

“Se plantea nombrar en forma interna más jueces de Faltas, pero en ningún momento se plantea incorporar inspectores que garanticen el control de la ciudad. Vemos increíbles inconsistencias entre el discurso y el accionar de la intendencia. Se promueven supuestas acciones de control y prevención pero se ascienden empleados imputados y tampoco hay inspectores para garantizar esos controles”.

Reiteró además que la titular del Palacio de los Leones ascendió al inspector imputado en la tragedia del Café de la Flor, quien controló y firmó la documentación que habilitó el funcionamiento del bar donde falleció un músico tras sufrir una descarga eléctrica.

Según datos suministrados por López, Rosario cuenta con solo 25 inspectores para controlar los 34.505 habilitados dentro de la ciudad, es decir, cada inspector debe controlar 1.380 comercios por sí mismo.

“Es hora de plantear una modernización del Estado en el área control y juzgamiento. Es hora que Rosario cuente también con un Poder Judicial municipal profesionalizado y especializado en las distintas áreas de control, En ese sentido, bregamos por contar con Jueces de Faltas en materia de seguridad vial, de control de espacio público, de habilitaciones de comercios, de control de la nocturnidad. No podemos seguir pensando el control de Rosario como si fuésemos una comarca de 100 años atrás".

En canto a la cantidad de inspectores de tránsito, Norma López especificó que Rosario consta con un agente de tránsito por cada 7000 autos y motos que transitan en la ciudad; y comparativamente en Rosario hay 346 autos patentados cada mil habitantes, mientras que en Buenos Aires el guarismo es de 320 automóviles cada 1000 personas.

"Debemos dejar bien en claro que no existe norma jurídica que tenga efectividad y cumplimiento en la sociedad si no existe una voluntad política de controlar ese cumplimiento deseado, y en Rosario vemos claramente que no existe esa voluntad”, culminó.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta