Michetti pidió ser sobreseída en la causa por el origen de los fondos sustraídos


Hizo un descargo para explicar el origen del dinero sustraído de su vivienda el 22 de noviembre del año pasado por parte de un custodio que ya está procesado, adjuntó documentación, explicó por qué esas sumas estaban en su casa y pidió que declaren como testigos donantes de su fundación. También, ofreció como testigos, entre otros, al ministro de Modernización Andrés Ibarra; al de Medios Públicos, Hernán Lombardi; al secretario de Obras Públicas de la Nación, Daniel Chain; y al embajador en Uruguay, Guillermo Montenegro.

Michetti criticó que la investigación se haya ampliado a las fundaciones ligadas al PRO y argumentó que no está claro el delito por el que se la imputa, en una "afectación al derecho de defensa". "No existe ningún hecho concreto que se les atribuya y menos aún cuál sería su relevancia penal", consideró en relación a las fundaciones bajo investigación en el marco del expediente. "Siempre consideré que todo funcionario público debe responder por sus actos frente a la ciudadanía".

En tanto, sobre los 50.000 dólares sustraídos de su casa, ratificó que se trató de un préstamo de su pareja, Juan Tonelli Banfi, y se explayó sobre su deseo de que su hijo hiciera una maestría en el exterior y la imposibilidad de costearla por falta de ahorros.

"Para mi sorpresa, a raíz de las conversaciones, Juan se apareció un día en casa, creo que hacia fines de septiembre, con un sobre parecido a los que se usan para mandar cosas por avión que contenía 50 mil dólares en efectivo. Me dijo que me los entregaba con destino a la maestría de Lautaro y que no me preocupara por la devolución", refirió.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta