Se inauguró la renovada Sala de Cuidados Intensivos del Vilela


El Hospital de Niños Victor j. Vilela cuenta, desde el día de hoy (miércoles 7 de septiembre), con una renovada Sala de Cuidados Intensivos. El acto de inauguración oficial fue encabezado por Mónica Fein y contó con la presencia de autoridades del nosocomio y de la Fundación de la Ciudad de Rosario y Rosario Cocina Ideas, organizadoras de la Gran Gala Solidaria, responsable de una parte del aporte económico para la realización de la obra.

El trabajo en este sector del hospital, que hoy tiene 450 ingresos anuales, con un promedio de estadía de 6.4 días y un porcentaje de ocupación del 74.9 por ciento, se inició hace más un año y fue posible tras la inversión total de 4 millones de pesos. De ese monto, el municipio aportó $2,5 millones mientras que 1,5 millones restantes fueron donados por la Fundación Ciudad de Rosario y Rosario Cocina Ideas.

"Estamos orgullosos porque es un trabajo conjunto por una institución muy querida de la ciudad como es el Vilela. Es una terapia intensiva que requería un cambio muy importante, de una cifra superior a los 4 millones de pesos. En gran medida esto fue por la Gala que la Fundación y Rosario Cocina Ideas organizan", comentó Mónica Fein y destacó la labor de dicha institución y de todo el sistema de salud pública de la ciudad.

Además, agregó que estas obras son necesarias ya que "todos los chicos de la ciudad tienen desde atención de alta complejidad hasta la atención primaria en sus barrios". Un nuevo paradigma en los cuidados intensivos En concordancia con el crecimiento de la demanda, la evolución en la prestación de los servicios de salud e interpelados por una mirada diferente en los procesos de atención se propone esta remodelación y readecuación en la que jugó un rol protagónico el trabajo mancomundo entre los trabajadores y autoridades sanitarias.

Esto implicó un replanteo de generar cambios tanto en lo edilicio, como en su equipamiento y en la intervención de otras disciplinas con el claro objetivo de brindar una atención de calidad. Se buscó, en este sentido, priorizar la dimensión más "humana" en la atención de la salud en la que primen los ciudados y la contención necesarias que minimicen el estrés y la angustia tanto para quienes están internados como para los padres, familiares y los trabajadores de la salud que están acompañando todo el proceso.

A partir de ahora la sala contará con 13 camas, de las cuales 3 estarán destinadas a pacientes que necesiten estar aislados del resto (según la situación particular). “Esta readecuación significa generar un espacio con tecnología adecuada destinadas a los niños internados con situaciones críticas de salud, para recuperarse en un ambiente amigable y superador en cuanto a su tecnología de punta”, destacó la directora del hospital, Viviana Esquivel.

La sala contará con una nueva iluminación, para la cual se realizó un estudio previo de luminotecnia, se cambió por completo el sistemas de climatización, se sumó un flamante sistema de filtrado de aire, se reemplazaron por completo los poliductos y el tendido de las cañerías de gases medicinales, aire comprimido y aspiración. El sistema eléctrico fue renovado en su totalidad ajustándolo a las actuales normativas.

Además, se instaló una nueva red interna de monitoreo de los pacientes con terminales en el puesto de enfermería y en sala de médicos y se utilizará tecnología IP. También se trabajó en la reparación y refacción de revoques, cielorrasos, pintura e impermeabilización.

La UCI del Hospital Vilela es una sala polivalente que presta atención a niños y adolescentes con patologías agudas médico-quirúrgica La readecuación de este área y otras obras ejecutadas en los últimos años en distintos sectores como la Unidad de trasplante y quemados, oncología, Sala 1, pasillos de ingresos junto a los distintos servicios de profesionales lo ubican al Hospital de Niños Víctor J, Vilela como referente nacional para la resolución de por ejemplo politrauma, patología neuroquirúrgica, quemados y cardiopatías congénitas. Un espacio diferente pensado para lograr la mejor recuperación de los niños.

La sala tiene ahora un aspecto diferente ya que fue intervenida con colores y dibujo por los integrantes del proyecto Arte que Ayuda a Curar para que los niños internados tengan la sensación de estar en un espacio amistoso y que la internación sea lo menos traumática posible, logrando de esta manera que el ambiente pediátrico sea más amigable y en un espacio colorido para que los niños se sientan contenidos.

Para la unidad se pensó un diseño que acompañe y que tranquilice a través de colores pasteles, tanto a pacientes, familiares y profesionales, teniendo en cuenta la influencia que tienen los colores en el ser humano, incidiendo sobre su comportamiento y estado de ánimo.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta