Vuelve la tensión racial en Estados Unidos


La tensión racial ha vuelto, si es que alguna vez se había ido de las calles estadounidenses. Solo ha cambiado el escenario, que ahora se llama Charlotte, la mayor ciudad de Carolina del Norte, con más de 800.000 habitantes y el 35 % de su población de raza negra. Esta comunidad volvía a salir el pasado martes a las calles, ante la indignación de una nueva muerte de un ciudadano negro a manos de la policía en otro incidente no del todo esclarecido.

La víctima se llamaba Keith Lamont, de 43 años.«Le pedimos que arrojase el arma con la que salió del vehículo», explicaba ayer a la prensa Kerr Putney, jefe de policía, defendiendo así la acción de sus agentes. Sin embargo, los familiares del fallecido no opinan lo mismo. Más bien todo lo contrario. No solo dicen que Lamont iba completamente desarmado.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta