Central aplastó a Arsenal en el Gigante por 5 a 0


Rosario Central goleó a los de Sarandí en el Gigante de Arroyito por 5 a 0 en un partido correspondiente a la quinta fecha del torneo local. Los goles canallas fueron convertidos por Ruben (2), uno desde los doce pasos, Camacho (2) y José Luis Fernández de penal. Arsenal terminó con 9 hombres por las expulsiones de Botinelli y Bazán, uno en cada etapa.

Tras un arranque dubitativo, y un primer tiempo donde no fue superior a su rival, el conjunto auriazul desplegó todo su potencial para doblegar a Arsenal holgadamente y regalarle a su público una victoria contundente. Cuando apenas se jugaban 9' minutos de la primera etapa, Montoya desbordó por derecha, Botinelli lo empujó y Pitana marcó penal.

Ruben cambió por gol y cortó una larga sequía de goles en el campeonato. Arsenal fue, obligado por la derrota, le sacó la pelota a Central, al punto de terminar el primer tiempo con mayor posesión del balón, pero nunca inquietó a Sosa, que pasó una tarde apacible, sin jugadas de riesgo para su valla.

Llamativamente Lo Celso no fue conductor de incursiones ofensivas auriazules, y el canalla quedó en deuda en la primera parte. Casi sobre el final, Ruben le ganó a Berra en una contra, Botinelli lo cruzó cuando se iba de cara a un mano a mano con el arquero y vio la roja, que cambió el destino del partido.

Ya en ventaja, en la segunda mitad, Camacho metió un violento remate desde afuera del área, que tras desviarse en Sánchez se coló por detrás del cuerpo del arquero. El 2 a 0 tranquilizó al local y derrumbó al visitante, que dudaba entre salir a buscar el empate o protegerse de la goleada, optó por lo segundo, metió un par de cambios ofensivos y se suicidó.

El tercero llegó tras una buena jugada colectiva, viene el centro atrás para Fernández, la pelota es desviada en la línea con la mano y Pitana cobró nuevamente la pena máxima. Fernández le pidió el disparo a Ruben y marcó el tercero.

A los pocos minutos Bordagaray asistió a Ruben, tras desbordar por derecha, centro preciso y gol de goleador, para poner el cuarto, y dedicárselo a su segundo hijo que está en camino. Camacho nuevamente, desde afuera del área, con un remate cruzado le puso la frutilla al postre para una victoria contundente, que se vio facilitada por las expulsiones del rival.

Montoya le mostró la pelota a Bazán y ocasionó otra expulsión, para un rival que once contra once fue digno, pero en inferioridad numérica se vio ampliamente superado. Hacía mucho que Central no ganaba un partido cómodo, y eso siempre es importante, aunque el rival no fuera de la jerarquía que permita decir que la victoria fue importante, no siempre se logra sacar ventaja de la diferencia individual ni colectiva, y varias veces los de Coudet tampoco pudieron aprovechar ventajas numéricas.

En el aspecto colectivo, y más allá del resultado, hay cosas para rescatar. Bordagaray y Ruben mostraron credenciales para ser una buena dupla ofensiva. El ex Defensa y Justicia es veloz, va bien por afuera, no compite por protagonismo con su compañero y es generoso para jugar para el 9. Camacho, que ingresó desde el banco en reemplazo de Villagra, que se lesionó nuevamente, y no completó partido por tercera vez consecutiva, marcó dos goles, y lleva tres viniendo desde el banco, todos desde afuera del área.

Además, José Luis Fernández mostró una solidez defensiva y velocidad que le dan a la defensa una buena salida por su lateral y férrea marca. Cuestiones a tener en cuenta para el futuro. Ruben volvió al gol, por partida doble, superó al Negro Palma y es el décimo goleador de Central en todo su historial. Desde su regreso macó 40 goles en 60 partidos. Un animal del gol.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta