En el Día de Rosario, la intendenta renovó compromiso con prioridades de gestión


“El presente pone hoy a Rosario como una ciudad que enfrenta el flagelo de la violencia. No la escondemos, no la negamos, buscamos alternativas a los nuevos desafíos. Como intendenta, y por sobre todas las cosas comprometida con buscar las soluciones que nos permitan vivir mejor, estoy convencida de que será el esfuerzo de todos los niveles del Estado, de toda la sociedad, lo que nos permitirá superar la situación”, sostuvo.

En el encuentro, celebrado en el Mástil Mayor del Monumento, la intendenta señaló que “este Día de Rosario es también un buen día para que juntos hagamos un pacto que nos invite a cuidar y expandir los valores universales de la solidaridad y la convivencia, un pacto que ponga a la vida como bien supremo y logre expulsar a la violencia de nuestro lado. En definitiva, un pacto asentado en esas premisas y valores que hacen que, al alcanzar su cumplimiento, nuestras vidas sean, en la brevedad de nuestro paso por el mundo, mucho más luminosas, mucho más justas y mucho más dignas".

En su evocación histórica, la intendenta no dejó de recordar que "Rosario es hija de su propio esfuerzo, es hija de la constancia de todos sus hombres y mujeres, aquellos que se levantan cada mañana pensando que ese día puede ser aún mejor que el anterior, que estudian o trabajan pensando que esos esfuerzos sostenidos no solo serán para beneficio propio sino para toda la comunidad a la que pertenecen".

"Nuestra ciudad -agregó- ha crecido a lo largo del siglo XX gracias al aporte de muchos, de los aquí nacidos, de los llegados de otras regiones del país y de América latina y también de los que cruzaron el mar buscando en este suelo americano un refugio y una posibilidad para mejorar sus vidas agobiadas por el hambre o la guerra. Ese maravilloso aluvión humano conformado por un verdadero crisol de identidades culturales, es el que con el paso de las generaciones fue fortaleciendo nuestros cimientos, esos que forman la base sustancial sobre la que se asienta nuestro presente".

Y tras hacer referencia al flagelo de la violencia urbana, afirmó: "Creo en Rosario y su tenacidad, en su capacidad para vencer obstáculos, en su fortaleza para reponerse ante cada adversidad, porque eso forma parte de su más preciado patrimonio, ese que se construye día a día y del que no dudo que todos volveremos a sentirnos orgullosos".

"Creo que es nuestro compromiso, nuestro empeño, pero por sobre todo la decisión política irrenunciable de este gobierno de gestionar los recursos y herramientas indispensables para hacer lo que nos falta y logremos vivir mejor; esa será la posibilidad de dar batalla a la violencia. La Rosario de la solidaridad, del trabajo, de la producción, de la imaginación y de la innovación es la que nos motiva a seguir trabajando", completó Mónica Fein.

Y evaluó además que "este hoy, en poco o nada se parece al ayer que vivieron las generaciones que nos precedieron, con su tiempo más pausado y menos sujeto a las leyes del mercado, leyes que le han impuesto a nuestras vidas cambios tan significativos, algo que se traduce en la sobrevaloración del verbo tener por el de ser, con todas las consecuencias que ello tiene".

"Me preocupa la pobreza, la desigualdad, la inequidad. Hasta que no se logre una distribución equitativa de la riqueza, no se resolverán los males de la sociedad, nos dice el Papa Francisco.. y nos hace reflexionar y nos interpela diciéndonos que 'No existe peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo'", agregó la titular del Palacio de los Leones, y concluyó que "en estos tiempos complejos, lejos de sentirnos abatidos y desalentados, redoblamos más los esfuerzos para lograr enfrentar la adversidad y de ese modo derrotar definitivamente las causas y las razones que hace que tantas veces se oscurezca el justo y debido bienestar de nuestras vidas".

En el transcurso del acto se produjo una emotiva entrega de rosas blancas con mensajes de paz escritos por niños de distintas escuelas de la ciudad, en los que expusieron sus deseos y anhelos para la construcción de una ciudad mejor, una ciudad que ellos imaginan y sueñan. Las escuelas presentes fueron Santisimo Rosario; Colegio Rosario; Colegio Maristas; Instituto Zona Oeste; 5 de Agosto, Ciudad de Rosario y San Francisco Solano.

Del encuentro conmemorativo, que culminó con bailes folclóricos, participaron además diputados nacionales, diputados provinciales, concejales de la ciudad, autoridades civiles, militares y eclesiásticas, de la Universidad Nacional de Rosario, integrantes de las fuerzas armadas, de seguridad y policiales, integrantes del cuerpo consular, veteranos de Malvinas y escolares.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta