Imputan por lavado de activos y asociación ilícita a un ejecutivo del Diario La Capital


La Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos le achaca al ejecutivo del diario perteneciente al Grupo Uno, que se entregó el viernes pasado a la policía tras permanecer prófugo desde el miércoles, participar de la compra y posterior venta de un campo de 124 hectáreas cuya propietaria había sido estafada. El objetivo del pasamanos, según la acusación, era dotar de “aparente legalidad” la transferencia de un bien que había sido obtenido de forma ilícita.

Según la denuncia, Abdala adquirió el 4 de julio de 2014 a medias con el contador rosarino Marcelo Basilio Jaef –también imputado en la causa- un inmueble rural de 124 hectáreas por 3,2 millones de pesos, cuando según una tasación oficial solicitada por los fiscales posee un valor de mercado de 18 millones de pesos.

El campo es propiedad de Ana Josefina Luppi, cuyo hijo advirtió que había sido vendido al intentar descargar de internet los aforos del impuesto inmobiliario rural. Según la investigación de los fiscales Sebastián Narvaja y Valeria Haurigot, el falso corredor inmobiliario Juan Roberto Aymo obtuvo del escribano Eduardo Martín Torres un poder apócrifo de Luppi para vender el campo. Las pericias efectuadas al documento indicaron que las firmas de Luppi eran falsificadas.

El 31 de marzo de 2014 Aymo vendió el inmueble rural a un sindicalista llamado Maximiliano González De Gaetano por 3 millones de pesos, y escriturado por el escribano Juan Bautista Aliau.

De acuerdo a la imputación, apenas tres meses después de haberlo adquirido De Gaetano le vendió en partes iguales el campo a Abdala y Jaef, quienes a su vez lo transfirieron 27 de mayo de 2015 al agente financiero Jorge Oneto por 3,5 millones de pesos, precio considerado “vil” por los fiscales. 

Para los fiscales, dicha venta se realizó “con el objetivo de que el mismo siguiera circulando en el mercado y adquiriera apariencia de origen lícito”. El 2 de septiembre del año pasado el campo volvió a ser vendido: esta vez Oneto se lo transfirió a una persona identificada como Juan Marcelo Borgui –ligado a una inmobiliaria local que pensaba lotearlo para hacer un parque industrial- por 1,6 millones de dólares.

Los fiscales consideraron que la última transacción fue efectuada de buena fe, atento a que el precio acordado corresponde con los valores de mercado, por lo que Borgui no fue acusado en el juicio. El gerente de La Capital declaró hoy que participó de la operación porque le había prestado dinero a Jaef –a quien lo une una larga amistad- y que no conoce a los demás implicados en el caso.

Sin embargo, las escuchas telefónicas adjuntadas a la causa indican que el ejecutivo del diario rosarino funcionó como testaferro -así lo indica él mismo en una conversación telefónica- de Leandro “Lelo” Pérez, un ex novio de la vedette Vicky Xipolitakis que intervino como intermediario de dos de las ventas del campo, sin figurar en los documentos.

Telam

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta