Lanzan ofensiva final para arrebatarle Mozul al EI


Las fuerzas iraquíes lanzaron la ofensiva para reconquistar la ciudad de Mosul, la segunda más importante del país y bastión del grupo autodenominado Estado Islámico (EI) en Irak, una batalla que Estados Unidos considera decisiva en la lucha contra los yihadistas.

El primer ministro iraquí Haider al Abadi anunció por televisión el inicio de la ofensiva. "La hora de la victoria ha llegado y las operaciones para liberar Mosul han empezado". Agregó: "Hoy declaro el inicio de estas operaciones victoriosas para liberarlos de la violencia y del terrorismo de Daesh" (acrónimo peyorativo en árabe de EI).

Tras el anuncio, una columna de vehículos blindados se puso en marcha hacia Mosul, desde una posición situada a 45 km de la gran ciudad del norte de Irak. En el primer día de ofensiva, las fuerzas iraquíes retomaron nueve pueblos al noreste de la norteña Mosul y se arrebataron cerca de 200 km2 de las manos de EI.

Si bien la capital actual de EI es Raqqa, en Siria, el objetivo en Mosul es dar un golpe decisivo fuertemente simbólico contra la milicia radical extremista en función de golpear su prestigio y reducir su capacidad de reclutar militantes. Mosul, situada a orillas del río Tigris y de población mayoritariamente sunita, cayó en poder del Estado Islámico el 9 junio de 2014.

El 29 de junio de 2014, el jefe de EI, Abú Bakr al Baghdadi, proclamó desde la gran mezquita de Mosul el Califato Islámico en los territorios conquistados por los yihadistas en Irak y Siria durante campañas relámpago en 2014 y 2015.

Los yihadistas en Mosul, entre 3.500 y 4.000, están fuertemente armados y tuvieron tiempo suficiente para preparar la defensa de la ciudad. La ofensiva podría durar "semanas, incluso más", precisó Stephen Townsend, el nuevo comandante estadounidense de la coalición internacional antiyihadista dirigida por Estados Unidos.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta