Paraguay le ganó a Argentina en el Kempes


El seleccionado argentino cayó derrotado por Paraguay por 1 a 0 en Córdoba y se complica en las Eliminatorias sudamericanas clasificatorias para el mundial de Rusia. El único gol del encuentro fue anotado a los 17' minutos del primer tiempo por González. Justo Villar le contuvo un penal al Kun Agüero en el comienzo del segundo tiempo.

La ausencia de Lionel Messi seguramente podrá ser un atenuante, nadie está exento de extrañar a un jugador de su jerarquía, pero ausencias aparte <faltaron además tres defensores titulares>, el equipo jugó muy mal, mostró flaquezas en todas sus líneas y algunos rendimientos individuales preocupantes.

Esta generación de jugadores que llegó a la final de tres competencias internacionales y no coronó ninguna, evidentemente siente el estigma de estar asociada a la derrota y el fracaso. Bauza deberá pegar un golpe de timón, si quiere continuar al frente del seleccionado nacional y conservar las chances de clasificación.

Aún se está a tiempo de reemplazar a jugadores que no demuestran en la selección lo mismo que son capaces de hacer en sus equipos. El Patón deberá hacer borrón y cuenta nueva, pasar una escoba bien gruesa y renovar el plantel con jugadores con hambre de gloria. No toda la culpa es de los jugadores, también cometió errores el entrenador.

Hoy cuando se imponía sacar el doble cinco, sin Messi en cancha, prefirió mandar al banco a Banega y Mascherano quedó de armador, al volante de Barcelona le sobra esfuerzo y sacrificio, pero está claro que con la pelota en los pies el rosarino del Inter es más, a Bauza le tembló el puso para sacar al capitán.

Sobre el partido, poco para aportar, Paraguay guardó la pelota, en los pies de los mellizos Romero, salió jugando prolijamente con Almirón, el hábil volante de Lanús y tuvo en Justo Villar a su máxima figura para sacar lo poco que Argentina generó en ataque, entre otras cosas el penal que el Kun pateó y que puso ser el empate.    

Amontonar delanteros no sirve si no se tiene quien los abastezca. Argentina terminó jugando con Di María, Agüero, Pratto, Higuaín y Dybala en ofensiva, Mascherano de enganche y Mercado de 9. Una verdadera ensalada de frutas que no dio resultado.

Este equipo aún conserva cosas del conjunto de Sabella, guarda recursos de Martino y carece del toque del entrenador. Hay jugadores como Romero, Rojo, Mascherano, Di María y Agüero que merecen al menos una pausa para volver a ser convocados. Hoy no son los que más pueden rendir en su puesto, y de ser así, no lo están demostrando. Hay que dejar de armar el club de los amigos de Messi y pasar a ser un equipo de fútbol, serio, competitivo, con hambre de gloria y espíritu ganador.  

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta