Carlotto cuestionó informe oficial sobre desaparecidos en la última dictadura cívico militar


La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, cuestionó hoy el informe de la Secretaría de Derechos Humanos que estableció que hubo 7.010 desaparecidos entre 1973 y 1983, al considerar que forma parte de "una campaña de bastardeo y desprestigio" que tiene como fin "decir Nunca Más" a los organismos que buscan a sus familiares.

"Quieren hacernos quedar como mentirosas, inventoras de historias. Se han atrevido a decir que nuestros hijos están vivos en el exterior disfrutando de 40 años de ausencia cuando los propios asesinos dijeron que eran 45.000 entre muertos y desaparecidos y las Naciones Unidas registraban más de 15.000", aseguró la dirigente en declaraciones formuladas esta mañana a las radios 10 y Provincia.

Carlotto se refirió así a un comunicado firmado por el titular de la Secretaría, Claudio Avruj, que, ante el pedido de la asociación civil Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional, estimó la cantidad de desaparecidos y asesinados durante la última dictadura y en los años anteriores al Golpe. 

El pedido realizado por la asociación, en base al derecho de acceso a la información pública, perseguía que se diera a conocer la cantidad de desaparecidos desde el gobierno constitucional de Héctor Cámpora, en 1973, hasta la recuperación de la democracia, en diciembre de 1983.

El documento de la Secretaría de Derechos Humanos señala que contabilizó "7.010 desapariciones forzadas y 1.561 asesinatos sin mediar desaparición forzada, lo que hace un total, para ambos períodos, de 8.571 víctimas de terrorismo de Estado", aunque aclara que "no debe considerarse definitivo" ya que "se siguen recibiendo nuevas denuncias".

"Las estadísticas nosotros las hacemos en base a nuestra propia información porque jamás los asesinos declararon el tema sino que siendo juzgados y condenados quedan en silencio", apuntó y analizó que "esto es una provocación, una persecución, dándole respuesta a un grupo desconocido de abogados que le piden información sin una justa demanda".

Carlotto también cuestionó la celeridad con la que el Gobierno dio respuesta al pedido de la ONG Ciudadanos Libres, que había presentado una solicitud de información pública al aseverar que “han pasado 40 años, esta gente antes no preguntó nada y ahora empieza a preguntar, y el Estado urgentemente le responde cuando a nosotros nos tardan años en darnos una respuesta satisfactoria”.

"El Nunca Más lo quieren para nosotras: nunca más hablen, vayan a sus casas y dejen de perseguir a los jóvenes", dijo Carlotto al entender que el Gobierno les "tiene miedo" a los organismos de derechos humanos.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta