Central y Boca igualaron 1 a 1 en la Bombonera


Central y Boca empataron un emotivo partido correspondiente a la décima fecha del Torneo del Bicentenario. Los goles del encuentro fueron señalados por Benedetto y Gutiérrez. El colombiano marcó su primer tanto con la casaca canalla, pero fue expulsado por hacerse la franja de River. Centurión lo agredió y también se fue a las duchas. El juez Dario Herrera ignoró un claro penal a Paulo Ferrari y cobró un supuesto offside cuando había varios canallas de cara al gol y el partido terminaba.

Central se le plantó de igual a igual al Boca de los mellizos Barros Schelotto. Es más, por momentos le manejó la pelota, aunque es cierto, ofensivamente el xeneize tuvo más llegadas y los palos salvaron a Sosa en la primera etapa, el planteo de los de Arroyito es elogiable, y hasta se pareció algo a la versión del semestre anterior.

Los goles llegaron el principio del primer tiempo, Gissi quiso salir despejando un balón que fue interceptado por Benedetto, dudó si correr o dejar que Sosa saliera, perdió la posición y el delantero sometió al arquero auriazul cuando apenas se jugaban 10'. Reaccionó enseguida el equipo de Coudet, y en una jugada en cortada, en la que Lo Celso habilitó Teo con un pase "bochinesco", el colombiano con un toque sutil sometió a Sara.

Mientras corría hacia el banderín a recibir el saludo de sus compañeros, Gutiérrez que acababa de anotar su primer gol en Central, se hizo la franja transversal en el pecho, en clara alusión al eterno rival, varios lo empujaron, Centurión lo golpeó y ambos fueron expulsados por Herrera.

Después Boca arrinconó a Central, le metió tres tiros en los palos, y bien pudo ponerse nuevamente en ventaja. Central aguantó la embestida y buscaba una contra. Ferrari, de gran partido con notable despligue, le ganó la espalda a Fabra, y fue derribado cuando ingresaba al área, un claro penal tan grande como toda la Bombonera, que Herrera ignoró. Se fueron a los vestuarios igualados.

En la segunda mitad, bajaron los decibeles, parecieron sentir el ritmo de lo realizado en la primera etapa y prefirieron tener más la pelota. Y eso lo hace mejor Central, con un toqueteo enfermizo, el conjunto auriazul se adueñó de las acciones pero sin arrimar peligro.

Coudet mandó a la cancha a Colman, para tener más juego, por un agotado Gio, y luego a Camacho. Previamente le dijo al ex Racing que iba a tener una y la tuvo, fue la más clara, tras un error de Boca en la salida el remate del volante fue contenido por Sara en la más clara de toda la segunda parte.

Cuando se jugaba un minuto adicionado al tiempo reglamentario, tres jugadores de Central quedaron habilitados en la misma línea contra Sara, pero a instancias del juez de línea Herrera anuló. Ése y el penal fueron decisivos en el resultado final, pudo haber sido otro el score, y hubiera sido justo.  

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta