De la mano de Messi, Argentina venció a Colombia y vuelve a soñar con Rusia

El rosarino marcó el primero y asistió en los otros dos 
Argentina le ganó 3 a 0 a Colombia en el Estadio del Bicentenario de San Juan, en un partido correspondiente a las eliminatorias sudamericanas camino a Rusia 2018. Los goles del encuentro fueron señalados en el primer tiempo por Messi y Pratto, en tanto en el complemento Di María puso cifras definitivas al marcador. La estrella del Barcelona participó de los tres tantos del elenco nacional y fue la figura de la cancha.

Argentina salió necesitada de una victoria imprescindible e impostergable. Las chances de clasificación al Mundial de Rusia 2018 comenzaban a complicarse y era necesario quedarse con los tres puntos en disputa en la noche sanjuanina. El DT Edgardo Bauza metió tres cambios con respecto al equipo que perdió sin atenuantes ante Brasil, apenas tres días antes.

Cuando se cuenta en el plantel con un jugador como Messi, todo se hace más fácil. El capitán y emblema de la selección se cargó el equipo al hombro, asumió la responsabilidad de ser él el armador y protagonista y comenzó con su gambeta endiablada a ser protagonista de los principales ataques nacionales, casi en soledad, con un equipo que apenas acompañaba.

Bastó que le quedara una pelota parada, de tiro libre para meter la pelota en el ángulo superior izquierdo de Ospina, un verdadero golazo para ver mil veces. Con el resultado a favor Argentina empezó a tranquilizarse y Colombia entró en el pelotazo intrascendente. Falcao tuvo el empate de cabeza, pero la pelota se fue apenas desviada, por encima del arco defendido por Romero.

Y otra vez Messi apareció en toda su dimensión. Dejó un hombre por el camino, divisó a Pratto en el área contraria y le puso la pelota en la cabeza, el ex Vélez puso la frente y colocó el balón lejos del arquero cafetero para marcar el segundo. El partido entró en la fricción, Argentina cortaba con faltas los ataques visitantes y Colombia, jugada, se equivocaba peligrosamente en defensa, quedando al borde de cometer un error fatal y así se fueron al descanso.  

Colombia es un equipo con poco espíritu de lucha, se florea cuando gana, pero entra en un sopor cuando las cosas no le salen. En desventaja, salió a jugar el segundo tiempo sin ganas, a esperar la derrota, apostando algún contragolpe, sin demasiado compromiso por buscar la igualdad.

La pelota fue y vino sin demasiado sentido por todo el campo de juego, se crearon pocas situaciones de gol en la segunda mitad, Argentina cuidando la ventaja y los de Pekerman resignados a la derrota.
Casi sobre el final, Messi volvió a aparecer, metió un taco para el ingresado Enzo Pérez, le roban el balón, pero el rosarino lo recupera, la lleva hasta el área, la aguanta y ve venir por el segundo palo a Di María, que no tuvo más que empujarla para marcar el tercero.

Los de Bauza jugaron con los dientes apretados, hicieron lo que tenían que hacer, ganar sin importar la forma, lejos estuvieron de mostrar mejorías futbolísticas, pero contaron con su as de espadas intacto, en toda su dimensión para quedarse con tres puntos que lo dejaron en zona de repechaje para el Mundial.




Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta