El Papa apuntó contra el “lavado del dinero sucio”


Con un discurso duro, crítico del sistema que incentiva al consumo para sostener una "nueva forma de esclavitud que representa una mafia" y muy protector de los derechos de los adictos, a quienes llamó a "rehabilitarlos" en vez de tratarlos como "trastos rotos", el papa Francisco cerró ayer el seminario "Narcóticos, problemas y soluciones de esta plaga mundial", que se desarrolló en la Pontificia Academia de Ciencias.

La segunda jornada del taller comenzó temprano, con la continuidad del programa previsto. Minutos antes del mediodía, el canciller Marcelo Sánchez Sorondo le dio la bienvenida con unas breves palabras al Papa, quien ingresó al aula magna de la Casina Pío IV y fue recibido por los asistentes con un cerrado aplauso.

Estaban todos, menos una: al igual que el miércoles, la doctora María Romilda Servini de Cubría tuvo una demora significativa y se perdió la alocución de Su Santidad. "La droga es una herida en nuestra sociedad, que atrapa a muchas personas en sus redes.

Ellas son víctimas que han perdido su libertad a cambio de esta esclavitud, de una dependencia que podríamos llamar química. Es ciertamente una nueva forma de esclavitud, como otras muchas que flagelan al hombre de hoy y a la sociedad en general", dijo en el arranque de su manifiesto.

Luego Francisco agregó un párrafo que bien pudo haber inspirado alguno de los documentos elaborados por el cura Juan Carlos Molina, ex titular de la Sedronar, que tanto exasperaron al establishment antinarcóticos: "El problema de la droga representa una parte importante del crimen organizado, por eso para controlar los circuitos de corrupción y las formas de blanqueo de dinero, no queda otro camino que el de remontar la cadena que va desde el comercio de drogas en pequeña escala hasta las formas más sofisticadas de lavado, que anidan en el capital financiero y en los bancos que se dedican al blanqueo del dinero sucio", denunció el Papa.

A pesar de la ausencia de la doctora Servini, los otros jueces federales argentinos hicieron buena letra. Incluso pudo vérselos tanto a Daniel Rafecas como a Sergio Torres muy atentos a todo lo que ocurría en el salón y sin distraerse ni un instante con sus teléfonos celulares.

Para uno de los asistentes que dialogó con Ámbito Financiero, el encuentro propuso "una visión absolutamente prohibicionista, centrada en los daños que provocan las drogas en el cerebro, sin aceptar las voces disonantes, como las de una científica que efectuó una crítica a esa consideración y le cortaron el micrófono". En medio de la mirada prohibicionista,Portugal enmudeció al auditorio cuando exhibió los resultados de su proceso de legalización, haciendo hincapié en que se registró un aumento mínimo del consumo en adultos y se redujo en adolescentes y jóvenes.

Otro de los presentes fue el director de la Pastoral Universitaria del Arzobispado de Buenos Aires Guillermo Marcó, quien se refirió a "un político argentino que apoyaba la legalización, que fue candidato a gobernador y que Gracias a Dios perdió". En el auditorio, todos pensaron en Aníbal Fernández. La foto final mostró el nivel de cholulismo de ciertos participantes, como Guillermo Marconi, quien se hizo lugar a los codazos para quedar inmortalizado al lado de Francisco.

FUENTE AF

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta