La suba de precios hizo caer el consumo de carne en el país


La suba del costo de vida y su impacto en el poder adquisitivo de los salarios cambiaron este año la forma en que compran los argentinos. Y uno de los productos más emblemáticos, la carne vacuna, vio retroceder la demanda del mercado interno, de la mano de subas de precios que llegan al 42% interanual.

Los últimos datos oficiales, relevados por el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA) dan cuenta que el consumo por habitante bajó en septiembre a 53,8 kilogramos. Se trata del volumen per cápita más bajo en los últimos 14 años para septiembre, solo igualado por el noveno mes de 2002. Y está diez kilogramos por debajo del consumo que el mismo ente había registrado para septiembre de 2015: 63,4 kilos por habitante/año.

"La demanda interna sigue muy retraida, aunque los precios al mostrador se mantuvieron casi sin cambios en los últimos dos meses", señaló a El Cronista el presidente de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra), Miguel Schiariti.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta