Lifschitz analizó la situación social de Rosario junto a pastores evangélicos


El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, encabezó este sábado un encuentro de trabajo junto al Consejo de Pastores Evangélicos de Rosario y el Área Metropolitana, encabezado por los pastores Aldo Martín, Aníbal Ghione y Norberto Carlini, con el objetivo de intercambiar miradas sobre las problemáticas sociales identificadas a partir del trabajo pastoral, a fin de desarrollar iniciativas que permitan un abordaje conjunto.

Lifschitz indicó que el motivo del encuentro fue "poder transmitir algunas de las cosas que estamos haciendo desde el gobierno provincial; nuestra visión de perspectivas para los próximos tiempos, pero la idea también fue poder escucharlos a ustedes, poder llevarnos su mirada respecto de la realidad que viven cada día, en sus barrios, en su trabajo con los fieles de cada una de las iglesias que sabemos bien están ubicadas, en la mayoría de los casos, en barrios humildes, en barrios de los trabajadores, donde se viven de manera cotidiana los problemas sociales que aquejan y, en muchos casos, agobian a un sector de la sociedad”.

También remarcó que el encuentro con los pastores evangélicos no es casual, sino que responde a que "tenemos una larga relación, en lo personal, con las iglesias evangélicas de la ciudad de Rosario, y también con las de la ciudad de Santa Fe y el resto de las localidades, con las que hemos construido un camino de diálogo, de cooperación, de colaboración, de entendimiento; compartiendo valores, principios y objetivos que tienen que ver con la fe, que está en el nombre de nuestra provincia, la fe que tiene un contenido espiritual, un contenido religioso y también, es una palabra que nos habla de esperanza, de futuro, de progreso”, explicó.

“Creemos en la capacidad de los seres humanos para transformarse a sí mismos y para transformar la realidad que los rodea, para ayudar a otros, y en eso compartimos la misma vocación de servicio: nuestros destinatarios son siempre los santafesinos, las santafesinas, los jóvenes, a quienes aspiramos darles mejor calidad de vida en los próximos años”.

Sobre el escenario nacional, el gobernador explicó que “se dio a conocer que un tercio de los argentinos vive bajo la línea de pobreza, pero si se observa a los jóvenes, esa cifra crece rápidamente, se eleva hacia un 50 o 60 por ciento. Esta realidad que viene arrastrándose en Argentina hace varios años, se ha tornado en una situación muy dura. Tenemos varias generaciones de argentinos y, en nuestro caso de santafesinos, que hace décadas viven en las mismas condiciones y con pocas perspectivas, con poca expectativa de salir de esa situación y lograr mayor calidad de vida, mayor educación, mayores posibilidades de acceso al trabajo; creemos que esto es uno de los principales problemas en la Argentina, que lo vivimos acá en la ciudad de Rosario, con más de 150 mil personas viviendo por debajo de la línea de la pobreza”.

El gobernador remarcó que, si bien la provincia no tiene capacidad de decisión sobre las políticas macroeconómicas necesarias para revertir ello, sí puede instrumentar acciones que permitan mejorar la calidad de vida de los santafesinos y santafesinas.

De este modo, rescató que la prioridad de la gestión son las políticas sociales en materia de salud, de educación, de trabajo y de seguridad. También, Lifschitz resaltó la necesidad de fortalecer vínculos con los sectores más postergados para poder articular los programas sociales vigentes, introduciendo como ejemplo el programa Abre Familia, a presentarse este lunes a las 9 horas en Rosario, en la Sede de Gobierno Provincial.

El gobernador rescató a su vez, la problemática y desafío de la inseguridad, muchas veces vinculada a la pobreza, pero también al fortalecimiento de grupos delictivos. Así, hizo hincapié en la necesidad de bajar los niveles de violencia y en el esfuerzo a realizar para lograr un trabajo policial más eficaz.

Por otra parte, afirmó que se estaba poniendo fuerte énfasis en el desarrollo de emprendimientos inclusivos vinculados al asociativismo, a las cooperativas y, en líneas generales, a la economía social. Frente a estas realidades, Lifschitz se manifestó optimista “por ser Santa Fe una provincia de alta calidad institucional, donde las instituciones realmente funcionan, hay un Plan Estratégico que define grandes lineamientos al 2030, como política de Estado y la justicia es independiente".

La reunión se desarrolló en la Iglesia Bautista Pueblo Deseado (Regimiento 11 865) y participaron más de 60 representantes de las iglesias evangélicas junto a funcionarios de los ministerios de Gobierno y Reforma del Estado, Desarrollo Social, Trabajo y Seguridad Social, Producción, Seguridad y Educación.

Estuvieron presentes los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y de Desarrollo Social, Jorge Alvarez; y la subsecretaria de Desarrollo Estratégico, y coordinadora ejecutiva del Consejo Económico y Social, María Paz Gutiérrez, a cargo de la organización del encuentro. 

CONVOCATORIA HISTÓRICA

Por su parte, el Pastor Aldo Martín, representante del Consejo Pastoral Evangélico de la ciudad de Rosario, rescató la importancia de “esta convocatoria histórica. Agradecemos al gobierno provincial la presencia de funcionarios de distintos ministerios, estamos muy contentos de tener este espacio de diálogo donde estamos escuchándonos mutuamente, a los efectos de seguir trabajando en nuestros ámbitos para estar teniendo una provincia en los próximos años mejor, donde se enmarquen nuestros sueños, el sueño de todos y anhelamos que así lo sea”.

A su vez, el pastor Martín, remarcó la necesidad de articular esfuerzos en torno a las diversas problemáticas sociales presentes en la ciudad de Rosario y su área metropolitana, y que aquejan con particularidad a los jóvenes en situaciones socio-económicas de mayor vulnerabilidad como “la problemática de las adicciones, los jóvenes en conflicto con la ley, la dificultad de inserción en circuitos laborales, la creciente informalidad laboral y el desempleo producto de la actual recesión, la necesidad de formación en oficios y de impulso a actividades y emprendimientos, entre muchas otras”.

PASTORES: TEMAS PRIORITARIOS

Posteriormente, se dio lugar a un espacio de debate y diálogo, que se centró en escuchar a las opiniones y propuestas de los pastores de las distintas iglesias.

Entre los temas abordados se destacó la necesidad del abordaje de las diversas problemáticas con los jóvenes, la posibilidad de fortalecer la capacitación en oficios, la importancia de reforzar el trabajo con el sistema educativo, la relevancia de articular información para la gestión de trámites y consultas dirigidos a los sectores más vulnerables; el abordaje de las políticas educativas y de los proyectos de ley en vigencia; la necesidad de mejorar las condiciones de vida en las cárceles; la prioridad de avanzar hacia la no violencia en las familias, en los jóvenes y en los espacios públicos.

A su vez, los distintos funcionarios provinciales respondieron a las consultas y se comprometieron a continuar y profundizar el trabajo articulado con las iglesias evangélicas, en reuniones específicas.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta