Realizaron allanamientos en sedes de la Procuración General


La Policía Federal allanó ayer por la tarde sedes de la Procuradoría General de la Nación en el marco de la investigación por la compra del inmueble que ocupa la repartición, que se produjo en 2013. El juez federal Julián Ercolini ordenó operativos en cuatro sedes del organismo que conduce Alejandra Gils Carbó, en una inmobiliaria y en la casa de un funcionario de la Procuración.

Se realizaron operativos judiciales en la sede administrativa de la Procuración, en la Avenida de Mayo; en el edificio de la polémica, y en otras dos dependencias del organismo ubicadas en la calle 25 de mayo y en la avenida Belgrano.

 "En todas esas dependencias, los policías habrían estado buscando las computadoras en las que alguna vez trabajó Guillermo Bellingi, el subdirector de administración en el momento en que se compró el edificio de la calle Perón, y que ayer fue separado de sus funciones a causa de un sumario administrativo ordenado por la procuradora"

La Justicia investiga la compra del inmueble porque la firma vendedora del edificio -Arfinsa de la familia Bemberg- pagó $8 millones a la inmobiliaria Jaureguiberry en concepto de comisión y ésta, a su vez, una subcomisión de $3 millones al productor de seguros, Juan Carlos Thill.

Se investiga si éstos están vinculados al empresario Héctor Alonso, ex marido de Gils Carbó y gestor inmobiliario.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF