En el festival de endeudamientos, el socialismo no se resigna


La intendenta Mónica Fein pidió esta tarde reunirse con el presidente de la Nación, Mauricio Macri, para tratar cara a cara con el primer mandatario el endeudamiento que sus concejales le niegan en el Palacio Vasallo. Desde que llegó al Gobierno, el macrismo contrajo deuda por casi cien mil millones de dólares en la Nación y la más grande de la historia en la Provincia de Buenos Aires. Rosario no quiere quedarse afuera de la ola de tomar préstamos.

La tensión en la ciudad subió inesperadamente tras el fracaso en el Palacio Vasallo y las declaraciones del secretario de Gobierno, Diego Leone, quien acusó a los ediles de Macri en Rosario de "funcionar a monedas, como los viejo teléfonos de ENTEL".

Desde las huestes macristas, amenazaron con iniciarle acciones legales al funcionario de no retractarse a la brevedad y pedirle a Fein que lo separe de su cargo. Difícilmente puedan reiniciarse las negociaciones entre las bancadas de no mediar alguna disculpa pública, o algún gesto en este tema, ya que acceder a votar, sería casi como aceptar que el teléfono se llenó.

Así las cosas, sin la posibilidad  de concretar su anhelo, y con las cuentas al borde del abismo, el socialismo mastica bronca, busca desesperadamente saltar la valla que le ponen los cinco concejales del PRO, y tira líneas por afuera.

El que respondió hoy fue Luciano Laspina, el referente de Macri en la provincia, un economista destacado, que probará por primera vez su fuego electoral en octubre, que señaló que no todo estaba cerrado y había que ver bien los números.

Laspina tiene línea directa con Macri, no está inmerso en la interna del macrismo en la provincia, no pertenece a ninguno de los sectores que disputan poder en Cambiemos, y puede ser un puente de plata entre el socialismo y el Gobierno.

Las declaraciones lanzadas en la semana desde el bloque socialista ante la negativa macrista a dar despacho en la estratégica comisión de Gobierno del Concejo, tampoco ayudan mucho en una negociación. Hay líneas que se traspasan, de las que después es muy difícil retroceder.

De todas formas, el socialismo no se resigna, insistirá en contraer empréstito, dejó de lado la amenaza de retirar el proyecto d no aprobarse la semana que termina y acude a otros interlocutores para lograr su objetivo.

La semana que se avecina será de acercamiento, habrá que reforzar también algunos clavos flojos dentro de los propios aliados, que tampoco acompañaron el despacho emitido por Presupuesto. En la otra harán el último intento, ya movilizaron a entidades intermedias afines, a la UOCRA, y hasta ahora no lograron vencer la resistencia de bloque PRO.

Bajaron pretensiones, bajaron de doscientos millones a ciento cuarenta, acordaron con la provincia adelantos de coparticipación, armaron comisión de seguimiento de las obras, pero nada... Acordaron con Ciudad Futura algunas opciones, para armar mayoría, pero eso terminó alejándolos del PRO.

El tema ya había fracasado en diciembre. En este mes se volvió a insistir, pero los 19 votos no aparecen, la cercanía electoral sin dudas es otro factor que les juega en contra, pero ellos insistirán, los proveedores, y desarrolladores de la obra pública esperan ansiosos plata fresca, para achicar deuda y seguir dándole crédito a una administración a la que el agua, ya le llegó al cuello, y por eso a veces pierden la paciencia y cometen excesos y errores estratégicos que no deberán repetir.

    



    



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta