Amargo Obrero, una bebida rosarina del campo local, nacional y popular


El proyecto presentado por la concejala del FPV, la semana pasada declaró por unanimidad a la bebida “Amargo Obrero” como patrimonio cultural de la ciudad, a raíz de “su origen popular y obrero, además de su vinculación histórica con las costumbres sociales a nivel nacional”. El jueves a las 18, en el bar El Riel, ubicado en avenida Rivadavia y Pueyrredón, López entregó a los nietos del creador de Amargo Obrero, la copia de los decretos y una plaqueta recordatoria como reconocimiento institucional. Entre ellos, Mercedes y María Lelia “Memé” Tacconi, y Gonzalo y Ana Fernández Tacconi.

“Esta es una bebida que me recuerda a las mesas familiares de mi infancia, en las que Amargo Obrero estaba presente”, rememoró la concejala del FPV.

Luego recordó que, “primero elegida por los anarquistas –inclusive los colores del envase representaban esas ideas–, luego se convirtió en una bebida que identificó al campo nacional y popular, justamente porque su sabor amargo se oponía a los aperitivos y cócteles dulces que bebían la oligarquía y las élites”.

Acompañaron a López en la presentación del proyecto, Eduardo Toniolli, del bloque Partido Justicialista, Marina Magnani, de Unidos y Organizados-FPV, y María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular.

El obsequio formal también se hizo extensivo a los propietarios del bar quienes alentaron el proyecto para que sea presentado en el Concejo Municipal, a través de adhesiones de personalidades de la cultura rosarina, políticos, periodistas y futbolistas.

“Desde que reabrimos hace un año y medio, venimos apostando a las bebidas y productos regionales, preferimos siempre desde entrada una cerveza santafesina que una holandesa”, expresó Beltrán Ruiz, uno de los dueños del local y quien destacó el valor histórico de El Riel, que funciona desde 1915.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF