Denuncian inacción municipal en el tratamiento de la problemática de adicciones


A raíz de los datos difundidos por la Agencia de Prevención de Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones de Santa Fe sobre la atención en adicciones, Roberto Sukerman y Norma López aseguraron que hace más de dos años fue aprobado el Observatorio Municipal de Alcohol y Drogas, y nunca se implementó.

“Nosotros planteamos la iniciativa por la necesidad de contar en la ciudad con datos empíricos para elaborar políticas públicas de prevención, asistencia y tratamiento de uso, consumo problemático y adicciones. Consideramos que sería una herramienta de suma importancia para abordar una problemática tan compleja.

El proyecto fue aprobado por el Concejo el 4 de diciembre de 2014 y desde entonces no tuvimos novedades. Pareciera que Mónica Fein y el Secretario General de la Municipalidad de Rosario Pablo Javkin no piensan lo mismo”, aseguraron Norma López, concejala del FPV y el edil mandato cumplido Roberto Sukerman, autores de la iniciativa.

“Se supone que la Municipalidad aborda las problemáticas de los barrio a través de los Centros Municipales de Distrito, que están bajo la órbita de la secretaría de Javkin. La Agencia de Prevención de Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones de Santa Fe aseguró que la ciudad asiste a 500 chicos de las periferias que tienen problemas de adicciones. Parece un número muy escueto para un territorio en el que conviven un millón de vecinos, en medio de un contexto crítico en relación al narcotráfico y el consumo de drogas.

En 2015, Cuando asumió el nuevo gabinete municipal, encabezado por Javkin, se prometió acciones directas contra este problema y aún no hemos visto ninguna iniciativa al respecto. El socialismo se enamora de sus propias mentiras”, señaló Sukerman.

“El de la adicciones es un problema que toca a propios y ajenos. Por eso planteamos la necesidad de la creación de un observatorio, para que aborde problemáticas en forma global. Un joven con un consumo conflictivo de drogas no solo atenta contra su calidad de vida; afecta a su familia, sus amigos, sus vecinos y al propio estado municipal, que debe garantizar con sus recursos que esa persona logre salir adelante”, explicó la concejala López.

“Incluso a comienzos de 2017 el gobierno provincial anunció que crearía un observatorio de consumo problemático de sustancias que hasta el día de hoy no fue puesto en funcionamiento. Es hora de que dejemos de festejar ideas simpáticas y nos pongamos a trabajar de lleno en los hechos. Hoy, en medio de un contexto económico crítico, es fundamental que se contenga a los habitantes de Rosario; no solo por la salud de los adictos y sus familias, sino por el bienestar de todos y cada uno de los que vivimos en la ciudad”, cerraron López y Sukerman.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta