Henn insiste en regular la tenencia de perros peligrosos


El acontecimiento sucedido recientemente en Rosario pone nuevamente en cuestión un tema que desde 2016 viene trabajando el diputado Jorge Henn. El proyecto se encuentra actualmente en la comisión de Seguridad Pública de la Cámara Baja. Al respecto, el legislador dijo que “debemos contar con esta herramienta que no pretende remarcar características negativas de ejemplares en particular, sino de legislar sobre el tema, fomentando la responsabilidad que implica adquirir un perro de una raza determinada”.

El objetivo del proyecto es proteger y aumentar la seguridad de las personas en general, a partir de la creación de un Registro de Propietarios de Perros de Razas Potencialmente Peligrosas. Las razas que estarían contempladas en esta normativa corresponden a una tipología de can que posee un porte considerable y una potencia de mandíbulas superior a la de otros animales, lo que los hace potencialmente capaces de causar lesiones de gravedad a personas, en especial niños, y otros animales.

El proyecto establece obligaciones para el propietario, tales como, colocarle bozal y correa o cadena de no más de un metro de extensión para poder circular con el animal en la vía pública. Además de inscribirlo en el Registro, el dueño deberá informar cualquier incidente generado por el animal que cause lesión a una persona o a otro animal para asentarlo en el legajo del can.

 Asimismo, tendrá que comunicar al Registro el robo, extravío, cesión, fuga o muerte del perro. Ente controlador El Registro de Propietarios, Criadores y Tenedores de Perros y Razas Potencialmente Peligrosas de la Provincia de Santa Fe tendrá la responsabilidad no sólo de llevar un asiento detallado de estos tipos de perros, sino también de incluir a cualquier otro can, independientemente de su raza, que haya agredido a una persona u otro animal y que por su agresividad deba registrarse.

Según la normativa, los animales “deberán ser inscriptos por quién sea su dueño o tenga a su cargo la guarda, antes de los seis meses de vida, constando en el registro el nombre del criadero autorizado de dónde proviene el perro, en su caso, el nombre del ejemplar y una somera descripción que contemple las características fenotípicas del animal; y el nombre, apellido, documento nacional de identidad y domicilio del propietario”.

Al momento de la inscripción, el registro entregará un número único de identificación para el perro, el que se colocará en una placa-chapa sostenida por un collar, más un código tipo QR o similar para su identificación a través de una aplicación informática.

A su vez, se otorgará un instructivo de crianza, con condiciones mínimas de adiestramiento indicadas para cada raza, la que será confeccionada conjuntamente con el Colegio de Médicos Veterinarios de la Provincia.

Listado de razas potencialmente peligrosas

Dentro de la lista de perros que contempla esta propuesta de ley, se encuentran el Akita Inu, American Staffordshire, Bullmastiff, Bull Terrier, Ca de Bou, Cane Corso, Cao da Serra da Estrella, Cimarrón del Uruguay, Doberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileño, Gran Perro Japonés, Mastín Napolitano, Pitbull Terrier, Presa Canario, Rotweiller, Staffordshire Bull Terrier. 

Seguro civil

Por último, se destaca la obligatoriedad de que todo propietario y criador de perros de razas potencialmente peligrosas tenga un seguro de responsabilidad civil, a efectos de la plena cobertura de la indemnización por los daños y perjuicios que eventualmente el animal pudiera provocar en terceras personas.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta