Buscan tratar el proyecto de ordenanza "anticorralitos"




El concejal Sebastián Chale insistió en el tratamiento del proyecto para limitar la permanencia de los corralitos en la vía pública.“Creemos que la falta de coordinación en las interrupciones del tránsito por estas intervenciones en la vía pública generan múltiples perjuicios, afectando la movilidad, la accesibilidad y la seguridad vial. Por lo tanto, proponemos elevar las multas para las empresas cuando rompan calles sin autorización, no señalicen obras o incumplan los plazos fijados para los trabajos, entre otras irregularidades".

El proyecto - que se presentó en junio de 2014 y espera el despacho en la comisión de Obras Públicas- surge a partir de los numerosos reclamos de vecinos que denuncian que los vallados permanecen por mucho tiempo una vez finalizadas las obras: “hemos recibido reclamos de vecinos que nos dicen que incluso en algunos casos, los vallados han perdurado meses luego de finalizado el trabajo. Muchas empresas realizan obras en vía pública, no sólo EPE y Aguas Santafesinas, sino también firmas de telefonía, entre otras.

"En el caso de Aguas, por ejemplo, en 2009 se contabilizaron un promedio de 400 vallados; en 2013, 270; en 2014, 110; en 2015, 100; en 2016, 150 y en 2017, 100”, detalló. Chale consideró que los valores de sanciones deben ser actualizados, teniendo en cuenta especialmente los casos en los que se afectan los carriles exclusivos: “revisamos los montos de multa fijados por la ordenanza que regula las obras en vía pública y advertimos que son muy bajos, de entre 200 y 900 pesos diarios. Es claro que montos tan bajos no resultan un incentivo suficiente para el cumplimiento de la norma".

"Por eso proponemos que, a partir de la determinación en Unidades Fijas (UF), una sanción que hoy va de 200 a 600 pesos diarios -como por ejemplo, el no cierre de acera o calzada por servicio domiciliario-, alcance entre 3200 y 9600 pesos por día, es decir entre 166 y 498 UF ". Cabe recordar que el 18 de junio pasado, desde Aguas Santafesinas afirmaron que luego de las obras de reparación de Laprida al 800, ya no quedaban corralitos en el área central delimitada por Pellegrini, Oroño y el Río, mientras que en resto de la ciudad quedan alrededor de 100 corralitos, a razón de 1 cada 40 kilómetros".

"La misma semana que se difundió esta afirmación, advertimos vallados en ese mismo radio, como un corralito en el carril exclusivo de Santa Fe y otro en Maipú. Creemos que hay que redoblar esfuerzos para acelerar los procesos de obra y de cierre de calzada, más aún en casos en los cuales, como en el carril exclusivo, la circulación se ve aún más afectada, llevando a los conductores a realizar maniobras peligrosas y atentando contra la seguridad vial", estimó Chale.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF