Provincia y la Facultad de Derecho construirán nuevo espacio de recreación para alumnos


Un nuevo Espacio de Recreación Estudiantil, denominado por su sigla ERES, se construirá dentro de la facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). La obra fue anunciada este viernes en el marco de la firma de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el decano de la facultad y la presidenta del centro de estudiantes, quienes coincidieron en la necesidad de generar un espacio que contribuirá al desarrollo y la formación de los futuros abogados.

El acto se realizó en la sede del decanato, que está a cargo de Marcelo Vedrovnik. Participaron, además del ministro de Justicia, Ricardo Silberstein; el subsecretario de Asuntos Registrales de la provincia, Matías Figueroa Escauriza; y la presidenta del centro de estudiantes, Gabriela Menegozzi. Tras la firma del convenio, las autoridades recorrieron el predio donde se ejecutará la obra.

“Valoro el compromiso que han asumido el decano y los estudiantes de trabajar en forma conjunta para satisfacer esta necesidad de los estudiantes, que es muy importante. Porque la vida universitaria no es solo estudiar, así como el derecho es mucho más que la ley”, expresó Silberstein, graduado y exdecano de la facultad.

“El derecho tiene que ver con las relaciones y las experiencias sociales, de esa manera el derecho puede ser más humano. Necesitamos profesionales que tengan empatía social y sensibilidad. Los espacios de sociabilización aportan a la formación de los abogados y el espacio recreativo en ese sentido es también un espacio académico”, aseguró.

Por su parte, el decano Vedrovnik explicó que el nuevo espacio les permitirá a los alumnos reunirse, encontrarse, hacer trabajos prácticos y grupos de estudio más allá de las aulas y de la biblioteca y saludó la articulación entre todos los estamentos para hacer posible la construcción del salón de usos múltiples.

“Buscamos jerarquizar la educación pública, igualitaria, para todos y todas”, afirmó a su turno Menegozzi, subrayando que en este momento en la facultad no existe un comedor universitario con precios accesibles sino un bar privado, por lo que hace tiempo los estudiantes reclaman un espacio físico para poder almorzar, estudiar y encontrarse.

En primer término, mientras se construye el espacio de carácter permanente, se instalará una carpa equipada con mobiliario, e incluso microondas y hornos eléctricos donde los alumnos tendrán la posibilidad de calentarse la comida. Estos elementos fueron adquiridos con fondos remanentes de la fotocopiadora del centro de estudiantes, por votación en el marco del presupuesto participativo estudiantil, explicó Menegozzi, quien estuvo acompañada por la consejera directiva Martina Dotto. 

Por último, Figueroa Escauriza señaló que “es muy importante la apertura de todos los sectores, así como entender que si todos trabajamos en forma mancomunada podemos conseguir cosas que pueden parecer más o menos pequeñas pero que cambian y mejoran nuestra cotidianeidad”. Participaron también del acto autoridades académicas y del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF