Insisten en sancionar llamadas falsas al 911


El teléfono de emergencias recibe un promedio de 4500 llamadas diarias. De ellas, poco más del 30% constituyen emergencias mientras que el resto son bromas. Piden sancionar estos casos. Los concejales Sebastián Chale y María Eugenia Schmuck insistieron con el tratamiento urgente de su proyecto para aplicar sanciones a quienes hagan llamadas falsas al servicio de emergencias 911 en nuestra ciudad.

"Un alto porcentaje de las 4500 llamadas que recibe diariamente el 911 no constituyen emergencia, y muchas de ellas, son falsas denuncias.

Éstas interfieren con el trabajo de las fuerzas de seguridad, destinando recursos humanos y técnicos que deberían estar en otro lado. Por eso proponemos medidas concretas que promuevan el uso responsable del sistema, para que se priorice de una forma más eficiente la atención de emergencias en cuestiones de seguridad", afirmó Chale.

El proyecto se basa en que "la línea 911 constituye una herramienta indispensable para una política de seguridad pública" y en este sentido procura aplicar medidas punitorias dentro del ámbito de acción municipal; que serán la no renovación del carné de conducir, no renovación de permisos habilitantes y altas y bajas de comercios; y otros trámites administrativos de órbita municipal. Esto será factible a partir de un entrecruzamiento de datos entre provincia y municipio, que recibirá información de los infractores de la ciudad.

De acuerdo a cifras oficiales, el teléfono recibe un promedio de entre 4500 y 5000 llamadas diarias sólo en Rosario. De ellas, poco más del 30 por ciento representan emergencias, entendiéndose como tales: delitos, conductas sospechosas, situaciones de violencia familiar, bomberos, emergencias médicas y emergencias civiles.

El 70% restante son de lo más variadas: consultas urbanas, reclamos por transporte público, bromas, amenazas de bomba, etc. Además, en sólo un mes, en Rosario se registra un promedio de 3800 llamadas falsas. Todos los llamados se identifican -sea teléfono fijo o móvil- y el número de quien se comunica queda impactado en los registros de la central.

El 911 funciona las 24 horas, los 365 días del año, en las centrales de Rosario y Santa Fe. Hay 12 telefonistas y 8 despachantes por turno y en el servicio trabajan suboficiales técnicos administrativos, y suboficiales y oficiales del área seguridad como despachantes y en todos los turnos hay supervisores que son oficiales inspectores.

"Como antecedente, la Cámara de Diputados dio media sanción a un proyecto que plantea suspender el servicio telefónico a quienes llamen para hacer chistes y/o denuncias falsas; al tiempo que también procura sancionar con una pena pecuniaria y privativa de la libertad, como el arresto, según los casos", indicó el edil.

Cabe recordar que en agosto se registraron 59 amenazas de bomba en instituciones rosarinas, contabilizando 128 en lo que va del año. "En 2016, 2 policías resultaron heridos al chocar su patrullero cuando acudían a un caso de emergencia, tras un llamado que resultó ser una broma.

Por eso, ante esta tendencia creciente y peligrosa que atenta contra la seguridad de la población, creemos que hay que generar conciencia en los riesgos que estas bromas generan en toda la ciudadanía", consideró Schmuck.

El servicio 911 considera emergencias: delitos, conductas sospechosas, alarmas, disparos o pedidos de auxilio, violencia familiar, emergencias médicas -en este caso también puede llamarse al 107-, bomberos - también comunicarse al 100-, otras emergencias civiles -teléfonos 103 y 106.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF