Argentina y Uruguay empataron 0 a 0 por las Eliminatorias sudamericanas


Firmando casi un pacto de no agresión, Argentina y Uruguay igualaron sin goles en una nueva edición del clásico sudamericano por eliminatorias disputado en el Estadio Centenario de Montevideo. Con la derrota de Chile ante Paraguay, el conjunto de Sampaoli quedó quinto en la serie, con los mismos puntos, pero abajo por diferencia de gol de tan solo un tanto. Recibirá a Venezuela el próximo martes.

El primer tiempo fue casi un juego de ajedrez, se intercambiaban piezas, posiciones, pero sin darse ventaja. Uruguay lució replegado, desplegando sólo a Cavani y Suárez arriba, con el delantero del París Saint Germain casi de volante, apretando la salida de los defensores, jugando de espaldas para aguantar el balón y bajando a la defender cuando hacia falta, con gran esfuerzo.

El maestro Tabárez planteó un juego sin dar ninguna ventaja, cuidando a Messi con las líneas bien juntas y marca escalonada. Icardi no tocó la pelota en esa etapa absorbido por la marca de los centrales. Acuña jugó a perfil cambiado y por eso lo suyo fue sólo cubrir la subida del Cebolla Rodríguez, Di María con poco espacio para sus corridas y un Dybala que no encontró socio.

La pelota estuvo más en los pies de los marcadores centrales albicelestes  y Biglia que del resto de los jugadores y por eso faltó sorpresa. Cada arranque que se sacaba una marca de encima era cortado con falta, de ambas partes y todo se hizo disputado y friccionado.

Las emociones llegaron sobre el final de la primera etapa. Romero no pudo contener un violento remate desde afuera del área de Rodríguez, dio rebote, Cavani remató para ajusticiarlo, pero el 1 respondió nuevamente, y otro remate con taco del mismo jugador se fue apenas desviado, tres llegadas en una, que por suerte no terminaron en gol.

Enseguida respondió Argentina con un buen disparo de Biglia, que tras rebotar en un rival se fue apenas desviado. Messi conectó con Dybala, pared enorme y remate del rosarino que Muslera tapó abajo con esfuerzo.

El segundo tiempo estuvo de más, Uruguay retrocedió más, Argentina careció de profundidad para lastimar a su rival, fueron pasando los minutos y ambos equipos se fueron conformando con la igualdad, más sabiendo que Chile caía ante Paraguay.

Apenas un tiro libre de Messi que Muslera desvió al corner con esfuerzo y no mucho más, los minutos se fueron consumiendo hasta llegar al final. Quedó casi la imagen de partido arreglado, puro toqueteo para atrás y pacto implícito de no agresión. Empate sin pena ni gloria.

  

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta