Servini de Cubría quedó a cargo de la investigación por manipulación del escrutinio


La jueza María Servini de Cubría quedó a cargo de la denuncia contra el presidente de la Nación, Mauricio Macri, por la presunta manipulación del conteó de votos, tras la imputación del fiscal Franco Picardi. Si bien el expediente había caído primero en manos del juez Sebastían Casanello, resolvió declararse incompetente porque Servini de Cubría es quien tiene competencia en matreria electoral.

"Toda vez que los hechos denunciados, en caso de comprobarse su materialidad, se erigirían como faltas o delitos de neto carácter electoral, de acuerdo a lo establecido en la ley 19.108 y en el Código Nacional Electoral, habrá de propiciarse la incompetencia del tribunal a vuestro cargo", opinó Picardi en el dictamen entregado a Casanello.

"A criterio de esta parte no se verificaría hito o circunstancia alguna que permita habilitar la competencia del Tribunal y en consecuencia correspondería darle intervención a la Justicia Nacional Electoral con asiento en la ciudad de Buenos Aires", es decir, al juzgado electoral a cargo de María Servini, continúa el escrito del fiscal.

La denuncia fue presentada por el abogado Antonio Liurgo y pone el foco en la manera en que el ministerio del Interior, que es quien tiene a su cargo la organización de las elecciones nacionales, presentó los resultados provisorios.

El fiscal federal remarcó que "el denominado escrutinio provisorio, aunque carente de relevancia jurídica, consiste en el conteo provisional de votos durante la jornada eleccionaria, sobre la base de los datos consignados por las autoridades de mesa en los telegramas oficiales".

Liurgo denunció una supuesta maniobra en provincia de Buenos Aires y en Santa Fe relativa a una "abortada información a la ciudadanía respecto a los resultados de las elecciones, manipulando los datos ingresados en forma direccionada en el centro de cómputos".

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta