Alzan voces en contra a la modificación del Código Urbano

Fernanda Gigliani  (IP) se opone a la idea de Rosúa
“La propuesta de modificación del Código Urbano para aumentar las alturas de edificación en la ciudad, es una discusión que atrasa”, dijo la concejala Fernanda Gigliani al planteo realizado para que se modifiquen los límites de altura en ciertas zonas de la ciudad. “Es falso el argumento que plantea aumentar las alturas de edificación permitidas en la ciudad para promover un nuevo boom inmobiliario a partir del relanzamiento del plan Procrear por parte del gobierno nacional".

"Está comprobado y tomo de ejemplo el boom inmobiliario que se dio a partir del año 2005, que incrementos exponenciales en la cantidad de metros cúbicos de hormigón puesto en edificaciones residenciales, no trae necesariamente, soluciones a los problemas habitacionales de los rosarinos”, afirmó Fernanda Gigliani, concejala de Iniciativa Popular.

Y agregó: “El intensivo proceso que denominaran como boom de la construcción y que se dio en la ciudad a partir del año 2005, trajo aparejado una profunda paradoja, el último censo da cuenta en el departamento Rosario la cifra de 79.978 viviendas deshabitadas, mientras que también en base a datos oficiales, en este caso del municipio, 50.000 era la cantidad estimada de familias que procuraban un techo digno.

"Lo que nos hace decir que en Rosario hay más casas sin gente, que gente sin casa”. Para Gigliani “con el aumento de altura hay mayor aprovechamiento edilicio y una aumento considerable del valor de la tierra, tornando en iluso, cualquier objetivo de provocar amortizar el valor de la tierra en mayor cantidad de unidades”.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF