Vuelve el debate por la altura máxima en el área central de la ciudad


Ingresó en el Concejo Municipal una propuesta para revisar la regulación urbanística y que se pueda construir por encima de los topes fijados hace una década en algunos corredores.  El concejal radical Martín Rosúa señaló: "Estamos ante una oportunidad única que la ciudad debe saber aprovechar, preservando zonas pero potenciando otras sin imponer tapones que terminan encareciendo las futuras viviendas", planteó.

 La iniciativa apunta a que el Departamento Ejecutivo modifique los indicadores urbanísticos para construir en altura sobre tramos de las calles Corrientes, Mendoza, Maipú y Salta en el área central y el bulevar Rondeau.

Se observa en el mercado una reactivación de la oferta de crédito hipotecario que se registra en todo el país y también en la ciudad. Desarrolladores locales piden cambiar sus productos, adaptándose a la nueva demanda, basada no ya en metros cuadrados, sino en el valor de la cuota del préstamo.

La propuesta busca reformar los límites que fijó en 2008 el nuevo código Urbano de Rosario, que introdujo como novedad saliente un tope para construir en altura en el centro a un máximo de 23 metros equivalente a 7 pisos altos. En aquella oportunidad, ante un boom inmobiliario que lo demolía todo, el oficialismo decidió acotar la altura para construcción, haciendo menos rentable el negocio, como modo de apuntar a la preservación de propiedades históricas del área central, algo que se consiguió a medias.




Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF