Impulsan penalizar a los padres por amenazas de explosivos que resulten falsas


A raíz de que en el último semestre se registraron unas setenta amenazas de bomba en distintos establecimientos educativos e instituciones públicas, Jorge Boasso, volvió a impulsar su proyecto presentado en el 2002, solicitando la modificación del Código de Faltas de la ciudad a los fines de que los adultos sean responsables de los actos de sus hijos.

El concejal propone desde el 2002 la modificación del Código de Faltas para que los padres o tutores, se hagan responsables cuando los menores produzcan desordenes y agresiones físicas en la vía pública, realicen actos de vandalismo sobre la propiedad privada o generen intimidación, tumultos o desórdenes a partir de señales, voces de alarma y/o amenazas sobre los establecimientos educativos e instituciones públicas. “Debemos penalizar estos hechos.

Una manera es hacer responsable a los padres, tutores, o guardadores de menores que participen en falsas amenazas en instituciones públicas o educativas, desordenes en lugares públicos, pintadas y vandalismo“, explicó Boasso.

Además de las múltiples amenazas de bomba en los últimos meses, Rosario ha sido testigo de agresiones graves llevadas a cabo por patotas, o bien, de hurtos bajo la modalidad piraña. También, podría sancionarse a los propietarios o inquilinos de lugares en las que se realicen reuniones de menores de 18 años y se les provea bebidas alcohólicas, siempre que los menores luego transiten o se los encuentre alcoholizados en la vía pública y/o en lugares públicos.

El juez de Faltas penalizará a los reincidentes con multas que van de 2500 a 7000 pesos. Los importes recaudados por la aplicación en cumplimiento de la presente serán destinados a instituciones y/o organizaciones no gubernamentales que traten la problemática de los jóvenes y adolescentes.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta