Se habilitó el remozado edificio de la Defensoría del Pueblo


La Sede Rosario de la Defensoría del Pueblo reinauguró este miércoles 27 de septiembre su remozado inmueble de pasaje Álvarez 1516, con un acto del que participaron la intendenta Mónica Fein, el gobernador Miguel Lifschitz y el titular del organismo, Raúl Lamberto. Tras el tradicional corte de cintas, se concretó una recorrida por la restaurada construcción que fue declarada de interés patrimonial por el municipio.

Las tareas de remodelación y refuncionalización del edificio fueron lanzadas en 2015, en el marco de las celebraciones por el 25° aniversario de la Defensoría del Pueblo, con el propósito de adaptarlo a las necesidades actuales y mejorar los espacios laborales y de atención de los ciudadanos para promover la accesibilidad, la escucha y la atención personalizada a través de una vinculación transparente y cercana.

Los trabajos dieron como resultado una nueva sede que cumple con todos los requerimientos de accesibilidad, con oficinas modernas y nuevos recursos tecnológicos, que garantizan un mejor servicio a la ciudadanía y un ambiente de trabajo apropiado para los empleados. La intendenta destacó el “fortalecimiento de una institución tan importante para vecinos y vecinas de nuestra ciudad” como lo es la Defensoría, a la que destacó como un espacio “para plantear tanto reclamos a empresas prestadoras de servicios, áreas de mediación, de atención de víctimas, coordinando con otras áreas del municipio y de la provincia para dar una respuesta integral”.

Asimismo, Fein puso énfasis en la restauración del emblemático edificio en “una zona de valor patrimonial”. Y mencionó especialmente al edificio de la Biblioteca Argentina, vecino de la sede de la Defensoría, “que en muy poquito va a tener una obra de remodelación muy importante”.

“Qué más que una inversión del Estado preservando aquello que nos une a la historia de la ciudad”, dijo a modo de reflexión. Por su parte, el gobernador Lifschitz destacó como “valiosa” la iniciativa de “recuperar un edificio patrimonial de los más bonitos y tradicionales que tiene Rosario”.

Para el titular de la Casa Gris, “los ciudadanos necesitan ser escuchados, tener espacios donde puedan canalizar sus preocupaciones y demandas en relación a las empresas del sector privado, conflictos propios y también en relación al Estado”, y en ese sentido, subrayó que “es valioso encontrar un lugar preparado para dar respuesta a esas demandas”.

Un edificio con historia

El 21 de abril de 1975 la casona de pasaje Álvarez 1516 fue adquirida por la Dirección Provincial de la Energía (luego Empresa Provincial de la Energía) a la familia Messulan. El 20 de diciembre de 1995, a través de la ley 11.305, fue transferida a la Cámara de Senadores de la provincia. Finalmente, el 13 de julio de 2001, a través de la ley provincial N° 11.890, la Cámara de Senadores cedió el inmueble a la Defensoría del Pueblo para su funcionamiento. El inmueble fue declarado de Interés Patrimonial por la Municipalidad de Rosario.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF