De la mano de Messi Argentina venció a Ecuador y sacó pasaje a Rusia


Con una brillante actuación de Lionel Messi, autor de los tres goles de la albiceleste,  Argentina venció a Ecuador por 3 a 1 en Quito y de esta forma clasificó al Mundial de Rusia 2018. Los de Sampaoli comenzaron perdiendo desde el minuto inicial y parecía que la noche pintaba negra, pero apareció el 10 en toda su dimensión.

Argentina empezó de la peor manera el difícil compromiso en Ecuador, se habían disputado apenas 40 segundos y con tanto de Ibarra, ya perdía 1 a 0. Tras un rechazo defectuoso de Mascherano, los locales hicieron una pared que terminó en gol, sin que Romero pueda evitarlo. Parecía la prolongación de una serie de desaciertos interminables que pusieron en riesgo las clasificación.

El conjunto nacional tardó algunos minutos en poder reaccionar, hasta que Messi frotó por primera vez la lámpara y puso en cancha toda su destreza. Tras una pared con Di María, los rosarinos dejaron a Argentina en condiciones iguales en el partido. El del Barcelona cedió para el de Paris Saint Germain y de punta, Lio anotó el empate.

A los pocos minutos, Messi golpeó nuevamente, la tomó en tres cuartos de cancha alargó, trabó y ganó, enfrentó al arquero y lo fusiló de zurda al ángulo, para poner a Argentina arriba y llevar algo de tranquilidad al elenco de Sampaoli. Di María tuvo el tercero, tras otra pared con Messi, pero esta vez el arquero logró salir a tiempo y evitar la tercera conquista.

Luego el equipo se retrasó algunos metros en el campo, tratando de tomar algo de aire. Ecuador fue con varios centros, pero no le creó situaciones de riesgo a  Romero, y no logró quebrar la férrea defensa Argentina. El primer tiempo se fue sin más emociones, aún mirando de reojo los otros resultados en el cartel del estadio, los jugadores se fueron buscando algo de oxígeno al vestuario.

En la segunda mitad el ritmo del partido decayó, Argentina lo puso en el freezer, estiró los tiempos y esperó la oportunidad de volver a golpear, ante un elenco local que careció de ideas para arrimarse a Romero. Pareció no sentir los efectos de la altura el conjunto argentino, que jugó la segunda mitad incluso con tenencia de balón, sin sufrir por falta de posesión.

Messi sabía que tendría una más para asegurar el triunfo, y llegó, quedaron dos contra dos en el fondo, encaró a su marcador, Benedetto arrastró la otra marca y el genio lo volvió a hacer, con delicadeza la puso sobre el cuerpo del arquero para poner el 3 a 1 y sacar pasaje a Rusia.

Los minutos restantes fueron de puro regocijo, de momentos de fútbol, de defenderse con el balón, de disfrutar luego de tanto tiempo adentro de un campo de juego, de gozar, de jugar a la pelota, luego de tanto sufrimiento, de tantas malas, hoy Messi frotó la lámpara, desplegó toda su magia y nos llevó al Mundial.





Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF