Copa Argentina: Heroico triunfo de Central ante el Tomba en Córdoba


Rosario Central pasó a la semifinal de la Copa Argentina, venció por 3 a 2 a Godoy Cruz de Mendoza en el Estadio de Instituto de Córdoba. Los goles del perdedor fueron convertidos por García y Angileri en el primer tiempo, en tanto para el Canalla marcaron Camacho, Carrizo y Zampedri en el complemento. Tobio fue expulsado al minuto de juego, y los de Montero jugaron casi 70' minutos con uno menos. Burlián le contuvo un penal a Marco Ruben.

Se jugaban tan sólo 9 segundos de partido y el encuentro comenzó a definirse, o al menos eso parecía. Fernando Tobio comete dos torpezas en la misma jugada, quiere despejar, la pelota y el balón rebota en García, el Morro encara al área y antes que ingrese, el defensor lo derriba, y se gana la expulsión. El canalla se quedó con un hombre menos y Mauricio Martínez pasó a la defensa.

Godoy Cuz aprovechó que Central todavía no salía de su estupor, Camacho quedó en función de marca, llegó al fondo tratando de empujar a Pol Fernández para que la pelota se vaya de la cancha, el volante alcanza a poner el pie, y queda adentro, manda un centro atrás para el remate violento de García que puso el 1 a 0.

EL DT, Paolo Montero decide poner un hombre de marca y saca al chico Joaquín Pereyra, que era la apuesta para generar fútbol. En su lugar el uruguayo pone al Colo Romero, que juega el mismo deporte, pero a otra cosa completamente distinta.

Con un hombre menos, perdiendo uno a cero y sin su apuesta juvenil en cancha, el conjunto auriazul trato de correr y meter para equiparar el juego, lo logró de a ratos, pero sin ideas ofensivas, apenas algunos remates desde afuera del área, más por el compromiso de la proximidad al arco rival que por situación manifiesta de gol.

Al árbitro le quedó cierta dosis de culpa por haber expulsado a Tobio, cuando podría haber amonestado, y entonces inventó un supuesto penal a Germán Herrera que Marco Ruben pateó a las manos del arquero Burlian. Sobre el final de la primera etapa el Tomba, de cabeza, y ganándole un corner a Romero puso el 2 a 0, con un cabezazo de Angileri y parecía partido liquidado, pero los de Montero tenían otros planes.

Nada estaba dicho, Central sacó a relucir toda su garra, y con diez hombres puso a Godoy Cruz contra su arco, empezó a ganar todas la divididas, se llevó por delante a su rival con mucho amor propio, y logró una hazaña increíble. Primero Camacho conectó con Carrizo doble jugada de pecho, y remate cruzado para poner la esperanza, 2 a 1 impensado.

El Tomba no sabía si tratar de tocar para hacer correr a los rivales, si atacar para definirlo, o esperar replegado. No hizo nada de eso, siguió perdiendo en todos los sectores, se vio superado por un equipo que disimuló siempre tener un hombre menos en cancha, hasta que Fernández levantó la pierna contra Martínez y quedaron diez contra diez, casi un envión anímico extra que confirmaba que se podía.

Central siguió empujando, ganando cada pelota, Camacho devolvió gentilezas puso un pase en profundidad y Pachi Carrizo puso el 2 a 2 con un toque suave por sobre el cuerpo del arquero que la defensa casi saca en la línea, delirio en la cancha y en las tribunas, jugando casi con un hombre menos setenta minutos logró empatar y eso ya era muy meritorio, llegar a los penales habiendo jugado más de una hora con un hombre menos, ya era toda una hazaña. 

Los de Montero se tomaron cinco minutos para recuperar aire, y fueron por más. En dos minutos estrellaron dos tiros en el travesaño. Primero Carrizo metió un violento remate que el arquero llega a tocar y se estrella sobre el horizontal. Después Martínez, se mandó al ataque, y con un zapatazo hizo vibrar nuevamente el balón en el travesaño y el que parecía muerto en el primer tiempo merecía ganar.

La hazaña estaba a punto de concretarse, Zampedri había entrado, había arrastrado marcas y faltaba que tenga una, y llegó. Tras un centro de Carrizo, el ex Atlético Tucumán ingresó por atrás de todos y metió un cabezazo para poner el 3 a 2 definitivo. García tuvo dos oportunidades de ahogar la fiesta, pero Rodríguez y alguna pierna se lo impidieron. El Canalla consiguió un triunfo heroico cuando tuvo todo en contra, sacó a relucir su orgullo y se llevó una victoria de esas difíciles de olvidar. 

*Foto Rosario Central











Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF