La presidencia del Concejo tiene varios postulantes


Tras las elecciones del 22 de octubre, el nuevo mapa político de la composición del legislativo local cambiará sustancialmente, con predominio del PRO, como primera minoría y otras fuerzas que buscan unificarse para tener mayor peso específico a la hora de negociar cargos y lugares en las comisiones de trabajo. Pero sin dudas, la presidencia del Palacio Vasallo será el premio mayor, con varios postulantes.

La tradición legislativa <no siempre cumplida> indica que la primera minoría tiene la facultad de designar al candidato a ocupar la poltrona mayor del cuerpo legislativo local. Pero a pesar de la abultada victoria de Roy López Molina, que no demostró demasiado interés en ocupar la presidencia, aduciendo que ese no era su objetivo, otros postulantes de su espacio, aunque no lo reconocen, se desvelan por la presidencia.

Sin embargo, en la última sesión del Concejo Municipal, realizada en dependencias del Banco Municipal, ya que el Palacio Vasallo se encuentra en plena etapa de refacciones, el presidente de bloque del PRO, Alejandro Roselló hizo una "reserva de nombre", una práctica no habitual, inédita hasta el momento, que tendría que ver con que ambas facciones de la fuerza política macrista podrían dividirse y que en vez de un bloque de nueve integrantes podrían tener uno de seis y otro de tres.

Esto los dejaría en inferioridad de condiciones con respecto al interblouque Justicialista con siete integrantes y el del Frente Progresista, con igual cantidad de ediles. Ambos espacios también apetecen el lugar para uno de sus representantes, y Miatello y Ghirardi picaron en punta para esa postulación.

Dentro del PRO, el propio Roselló y Cardozo estarían en la carrera, aunque puertas para adentro no lo acepten, su postulación sería inevitable si Roy decide no presidir el Palacio Vasallo, algo que requiere de mucho tiempo y esfuerzo, que él prefiere poner en seguir recorriendo barrios y mostrándose para aspirar a otro sillón importante, pero en este caso el del Palacio de los Leones, situado en calle Buenos Aires, en 2019.

Así las cosas, en los próximos días se entrará en etapa de definiciones. Hace unas semanas, se hablaba que el resto de los bloques, incluida Ciudad Futura y el Frente Social y Popular formarían una alianza para interponerse a las intenciones del PRO, pero el socialismo ya inició conversaciones con la fuerza macrista, y esto les impediría números suficientes para imponer candidato.

Las mismas se habrían iniciado como correlato del viaje a Estados Unidos del gobernador Miguel Lifschitz, con el presidente Mauricio Macri, y un posible acercamiento del socialismo al proyecto nacional de Cambiemos, en una provincia que el oficialismo nacional pretende pasar a conducir en 2019. Por su parte el socialismo, necesita gobernabilidad, fondos frescos y garantizar votaciones, algo que hasta el 2016 el PRO le facilitó y cortó abruptamente por la cercanía electoral.
         

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF