Más de la mitad de los rosarinos cree que la economía está peor que hace un año


Los diputados Silvia Augsburger y Rubén Giustiniani, y el ex decano de la Facultad de Cs Económicas, Javier Ganem, presentaron esta mañana los resultados del Índice de Confianza del Consumidor del tercer trimestre elaborado por el Centro de Estudios “Igualdad Argentina”. “Este índice representa el humor económico de los rosarinos y rosarinas”, resumió el diputado Giustiniani.

“Se reitera un patrón que vimos durante todo el año donde la percepción de los rosarinos y rosarinas es que las cosas están mal pero que hay expectativa de que puedan mejorar, que es coherente con el resultado electoral de las urnas”, amplió la diputada Silvia Augsburger, tras señalar que existe una “diferencia sustantiva” de casi 20 puntos de diferencia en relación a las expectativas en la percepción de la economía entre aquellos que viven en el centro de la ciudad y los barrios más pobres.

Al respecto, el ex decano y contador Javier Ganem explicó: “Notamos en esta medición una brecha entre los distritos de la ciudad, entre el distrito centro y los barrios en situación más vulnerable, como por ejemplo en los distrito oeste y sudoeste. Esta brecha anteriormente no se verificaba con esta magnitud tan importante de 20 puntos. Hay una clara diferenciación entre quienes están soportando en mayor manera la disminución de sus ingresos reales”.

 CONCLUSIONES GENERALES

El Índice de Confianza del Consumidor para la ciudad de Rosario (ICC) del tercer Trimestre de 2017 (medido entre el 9 y el 11 de octubre) elaborado por la comisión de Economía del Centro de Estudios “Igualdad Argentina” arroja un valor de 45,7 que representa en términos agregados una confianza de los consumidores de un nivel medio, experimentando una recuperación con respecto a la medición del trimestre anterior consolidando una tendencia alcista en el segundo semestre del año. En tal sentido, en la comparación porcentual con relación al trimestre anterior, se verifica un incremento del índice del 9,6%, siendo el valor relevado en el mes de octubre de 2017 el más alto de todas las mediciones que se efectuaron durante el gobierno de Mauricio Macri.

En cuanto al desagregado, continúa la tendencia verificada durante todo el período de gestión del gobierno de Cambiemos, con una pobre percepción de la ciudadanía sobre la situación económica presente, y expectativas renovadamente positivas.

Así, con relación a la percepción de los rosarinos acerca de la situación económica actual del país comparada con la de un año atrás, la misma sigue siendo negativa. Un el 52,7% de los encuestados considera que la economía argentina está peor que hace un año, mientras que el 15,4% considera que mejoró.

 A pesar de esta mala percepción de las condiciones presentes, se recuperaron las expectativas de mejora de la situación económica a futuro que tiene la población de Rosario. Estas expectativas habían caído fuerte a comienzos del presente año, pero en los dos últimos trimestres crecieron sostenidamente.

En tal sentido, un 49,5% % de los rosarinos considera que su situación económica personal será mejor dentro de un año, mientras que un 25,9% considera que estará igual y el 15,4% peor. Por otra parte, se mantiene estable la disposición a la compra de bienes durables como muebles, televisores, lavarropas, computadoras, otros aparatos electrodomésticos, etcétera, y se verifica una mejora en la voluntad de compra de bienes de mayor valor como autos y casas. Las respuestas positivas en este caso pasaron del 22 al 27%. Resulta oportuno aclarar que en este indicador partía de un piso muy bajo.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF