Denunciaron gran presión del lobby sojero para reinstalar el uso del Glifosato


Organizaciones socioambientales, sindicatos y agrupaciones políticas de Rosario y la región criticaron ayer con dureza el repentino cambio de posición respecto al glifosato de algunos concejales rosarinos, que en 14 días pasaron de prohibirlo a pedir un protocolo de buenas prácticas para su utilización. "Vergüenza en el Concejo de Rosario. El lobby sojero se apoderó de la sesión del jueves 30".

Así comienza la comunicación de las organizaciones, que aseguraron que todavía "tratan de entender lo inexplicable" ya que "los concejales que habían dado su voto a la prohibición, hoy habilitan la aplicación de sustancias aún más tóxicas".

"Consideramos lamentable que bajo el conocido lema «si no te gustan mis principios, tengo otros», los concejales hayan dado marcha atrás a la loable decisión de proteger la salud y el ambiente de la población rosarina, cediendo a las presiones del lobby sojero y demostrando para quiénes gobiernan verdaderamente, y liberando así a la Intendenta Mónica Fein de su responsabilidad ejecutiva", expresaron las entidades.

En el texto se menciona a los concejales del socialismo Verónica Irizar y Enrique Estévez; Carlos Comi (Coalición Cívica); Aldo Poy (PDP), Martín Rosúa, Daniela León y Sebastián Chale (UCR); Alejandro Roselló, Agustina Bouza, Renata Ghilotti, Gabriel Chumpitaz y Carlos Cardozo (PRO); Diego Giuliano (peronismo), Carlos Cossia y Jorge Boasso como los autores de un "mamarracho jurídico administrativo" pergeñado con el objetivo de echar por tierra la ordenanza votada unánimemente el 16 de noviembre, "la cual prohíbe el uso del herbicida cancerígeno glifosato". "El marcador arrojó 15 votos a favor de las corporaciones en detrimento de la salud y el ambiente de los rosarinos", subrayaron

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF